La merienda escolar tendrá una mejoría progresiva pero sustancial

El titular del Comercio Interior revela las nuevas variantes de la oferta alimentaria para el inminente curso académico, en el que se le garantizará merienda escolar a 352 000 estudiantes y profesores

Autor:

Julio Martínez Molina

Hay que enfrentar con fuerza las chapucerías que se hacen en este tema, sostiene Marino Murillo, ministro de Comercio Interior. Foto: Modesto Gutiérrez CIENFUEGOS.— Están garantizadas todas las condiciones para que durante el próximo curso se le ofrezca servicio de merienda escolar a 352 000 estudiantes y profesores en 692 secundarias básicas del país con la debida calidad, expresó Marino Murillo, ministro de Comercio Interior, en entrevista con Juventud Rebelde.

Luego de dejar lista este sábado en Cienfuegos la logística que cubrirá el transporte de dicha merienda, Murillo dijo además que se encuentran prestos a comenzar su labor los 374 centros de elaboración previstos, al igual que la infraestructura completa del importante programa.

«El país ha aprobado en el plan de la economía, tanto para el transporte de la merienda como para los centros de elaboración, más de 900 000 dólares, sin mencionar costos de materias primas, solo para el mantenimiento», sostuvo.

Por su parte, cada merienda —la cual se oferta de manera gratuita— cuesta entre doce y catorce centavos en divisa.

Murillo añadió que de cara a la etapa se priorizaron todos los freezers de las escuelas para la conservación del yogur, fueron incorporados 50 nuevos, y recibieron mantenimiento 867 de estos equipos en las secundarias básicas y 710 en los centros de elaboración.

También fueron adquiridos telmos transportadores para trasladar el pan de las panaderías a los planteles en mejores condiciones, y no a través de cajas.

—¿En que estado técnico se encuentra el parque automotor?

Se han remotorizado 142 camiones que reparten la merienda escolar. Foto: Roberto Suárez —«Recibieron atención técnica los 210 camiones responsabilizados con la misión de trasladar el alimento a los centros educacionales.

«El transporte en este programa es muy importante, porque la merienda, además de tener calidad y buen gusto al paladar, precisa llegar a tiempo a la escuela. Y un camión que se rompa con 1 500 meriendas dentro crea un verdadero problema.

«Los equipos se han reparado, a todos se le han puesto neumáticos, gomas de repuesto, gatos...

«De estos 210 camiones, por una decisión central del país y un financiamiento del Estado cubano, se han remotorizado 142 aproximadamente.

«Es decir, que eliminamos la gasolina en la distribución de la merienda, y todo se hará con diesel, por lo cual la eficiencia energética aumenta. O sea, que es un programa que viene acompañado de racionalidad económica».

—Se ha criticado con recurrencia la irregular calidad del yogur que consumen los educandos, y eventualmente la merienda escolar en general. ¿En su criterio, cuales elementos conspiran contra una mejor aceptación del alumnado?

—«Primero que todo, es menester enfatizar en el hecho de que no cabe duda de que los valores nutricionales de la merienda escolar son elevados, en tanto esta aporta el 41 por ciento de las proteínas y el 27 por ciento de las kilocalorías requeridas por el estudiante, a mí me parece que eso es un dato importante a consignar.

«Pero no todo se resuelve con esos altos valores nutricionales que pueda tener la merienda, sino que hay que hacerla agradable al paladar para que los muchachos se la coman.

«Es importante dejar claro que el objetivo no es reparar los centros de elaboración, los camiones, en fin... sino que el alumno se coma la merienda, esté alimentado y pueda participar en la doble sesión de clases que tiene este nivel de enseñanza. Y ese es el problema más difícil hoy.

«Que la ingieran depende en lo fundamental de los trabajadores de Comercio que laboran en este programa.

«Tengo la opinión de que la calidad de un producto cárnico en un centro de elaboración puede mejorarse o simplemente destruirse.

«Si se coge una mortadela o un embutido cualquiera y se fríe en una manteca sucia, donde ya han pasado una cantidad de productos antes, entonces luego tendrá esos puntos negros que aparecen en sus cuerpos.

«Sin embargo, no existe necesidad ninguna de hacer eso, porque el aceite que demanda este programa está perfectamente respaldado en los planes estatales.

«Todo se trata de disciplina y orden en los trabajadores, del amor de los cuadros, de su atención y seguimiento al programa».

«En cuanto al tema del yogur de soya, soy del criterio que puede haber habido problemas puntuales, productivos, de calidad en algunos lugares, pero me parece que esa no constituye la dificultad central.

«El problema, como lo veo, hay que buscarlo y encontrarlo en toda la cadena de transportación y su proceso distributivo. No lo asocio a lastres tecnológicos, ni de diseño del producto. Es un buen producto.

«Se ha pedido mucho que se le suba el contenido de azúcar, creo particularmente que no es un buen camino. Los cubanos consumimos mucha ya, andamos por el orden de 54 kilogramos per capita anual.

«El yogur de soya es un alimento que para que sea agradable y los estudiantes se lo tomen debe mantener una temperatura entre los cuatros y seis grados, acorde con pruebas efectuadas por nuestros especialistas in situ.

«No obstante en ocasiones, desde la industria hasta el punto final en esta cadena, no todos actúan correctamente, para lograr que llegue al pionero con dicha temperatura.

«Tiene que salir y venir de la industria con esos grados, precisa llegar a la escuela y ubicarse al instante en un freezer, y rotar allí las 320 bolsas que como norma le caben. Rotar es trasladar las que están pegadas a las paredes del equipo hacia el centro, y las del medio al extremo.

«De tal modo la temperatura será homogénea y el nivel de aceptación ascenderá. Pero eso a veces no se hace. Por ello creo que todo radica en lograr una estricta disciplina en la cadena del frío.

«Y lo otro, seleccionar los sabores: digamos, el más universal es de fresa, pudiera ser el de mayor frecuencia entonces, es algo que estamos estudiando.

«En relación a los productos cárnicos va a haber un cambio de formulación importante para arrancar el curso»

—¿En que consiste?

—«La materia prima que va a predominar será el cerdo, a partir de un programa y de un incremento de ese renglón en el país. Como todo el mundo sabe, su producción se sobrecumplió.

«En la medida que otros programas se vayan desarrollando será posible ir mejorando la calidad de los productos que se entregan en esta merienda de manera ostensible.

«Ese cerdo se produce en el país por la agricultura, se le entrega a las empresas cárnicas, y estas elaboran los productos.

«En la actualidad se emplea una materia prima importada elaborada con pollo deshuezado mecánicamente, comercializada a nivel mundial, que es verdad que cuando se incorpora en una formulación por arriba de un determinado por ciento tiene un punto fuerte en el sabor predominante que algunos muchachos no aceptan.

«También ocurre con algunos condimentos, pero existe un esfuerzo de la industria por sustituir las materias cárnicas importadas

« Y con la introducción del cerdo como patrón consideramos que la merienda mejorará sustancialmente.

«Yo creo que la merienda tiene muchas cosas buenas, y que los problemas al paladar pasan por cuestiones humanas y no por su calidad. Pasa por las personas que tienen que trabajar en esto, y de su incidencia positiva o negativa.

«Muchas personas tienen que ver en el proceso, en la industria, en el comercio, en las escuelas... En estos centros la Organización de Pioneros José Martí juega un papel muy activo, apoya mucho en la vigilancia, en el control, en el chequeo, en los sistemas de parte e información diaria sobre su entrega y aceptación.

«Hay que destacar la exigencia de la organización con quienes administrativamente tenemos que responder por esto».

«Sin embargo, todavía quedan males, muchos males, y en mi opinión el principal es que en ocasiones, como en la cadena participamos todos, cuando ocurre algo, hay una tendencia, de empezar a culparnos unos a los otros.

«Eso es un mal que hay que erradicar, si alguien de la cadena en el paso anterior se equivocó, y el producto no salió con la calidad requerida, el que viene atrás lo que tiene que hacer es trabajar por lograr minimizar el error que ocurrió antes, y no empezar a desbarrar.

«A mí me parece que lo primero que debemos hacer es que cada cual vele por lo suyo y todos nos ocupemos de trabajar unidos y garantizar la parte que nos toca.

«Son 352 000 meriendas diarias aproximadamente, con la característica de que es pareja en la jornada para los centros de elaboración, y si un día toca salchicha a alguien puede no agradarle.

«Y si hay yogur de fresa, es para todo el mundo, aunque siempre existe alguien que prefiere el caramelo.

«Eso es un tema en el que no anuncio que se vaya a hacer algo inminente, pero afirmo que lo estamos trabajando.

«Para poder satisfacer los gustos de todos los pioneros valoramos ideas nuevas, ideas diferentes que aunque son complejas, pueden redundar en mejoras futuras.

«Ya hemos hecho pequeñas pruebas. Por ejemplo, la jornada que se da mortadela, hay pioneros que las prefieren fritas y otros no. Ahora bien, he preguntado en varias ocasiones si no resulta factible entregar la mitad del producto frito y el otro al natural.

«Es una opción para el estudiante, son variantes que se pueden utilizar encaminadas a mejorar el paladar.

«Nosotros no podemos minimizar «solo el 3 por ciento de los estudiantes no se come la merienda», eso es un error, mientras haya un pionero o un profesor que no la ingiera tendremos que continuar profundizando, porque el principal objetivo hoy es que se alimenten».

—En el municipio cienfueguero de Aguada de Pasajeros existe la experiencia de dos secundarias en las cuales se oferta almuerzo a los pupilos, en vez de la merienda. ¿Se expenderá a otras partes del país en un plano futuro?

—«Se trata des un experimento local, pero no debemos ir a eso a escala nacional. En un plano futuro la merienda deberá mantenerse».

—¿Desea efectuar alguna exhortación a las miles de personas que se vinculan a tan sensible sector en todo el país?

—«Es un buen momento para hacer un llamado a todos los que tenemos que ver con la merienda escolar en el Comercio, desde el ministro hasta el último trabajador, en cuanto a la necesidad de la consagración al trabajo en este programa.

«Cada cual tiene que cumplir con la parte que le toca. Unos no deben estar hablando de las posibles ausencias de otros, debemos trabajar en conjunto por resolver los problemas y erradicar ese tipo de criterios.

«Este es un programa priorizado, le pedimos a la población y a los pioneros que confíen en lo que estamos haciendo, y que los problemas que quedan asociados a inquietudes en el paladar de determinada cantidad de estudiantes que todavía no consume la merienda será atendido prioritariamente caso a caso.

«Esa es la voluntad del gobierno y de todos los cuadros dirigentes del sector, sin que ello impida que aprovechemos esta vía para censurar fuertemente todas las chapucerías que todavía se hacen, que no son pocas, así como la falta de creatividad y la necesidad de mayor seguimiento de algunos cuadros en este tema».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.