Mensaje de Armando Hart Dávalos a los jóvenes de la capital en su Asamblea de Balance

Augura que este encuentro estará a la altura José Martí, que de manera certera sentenció que «el hombre joven se debe a su patria»

Autor:

Juventud Rebelde

Pueblo, juventud, Revolución y patria. No son tan solo palabras para nosotros, los martianos. Son conceptos teóricos, son guías para la práctica y son también bellos sentimientos.

Es muy estimulante y valioso que se realice esta Asamblea en una fecha tan significativa como la de hoy, el Día de la Prensa Cubana.

Bien conocen ustedes que fue precisamente el 14 de marzo del año 1892 que vio la luz el primer número del periódico Patria, órgano del Partido Revolucionario Cubano. Partido creado por nuestro Apóstol para garantizar políticamente la unidad del país; única manera de hacer posible no solo la independencia de Cuba, sino también la de Puerto Rico. No en balde fue llamado por el propio Martí el alma de la Revolución.

Si el Apóstol enseñó que «Patria es Humanidad», entonces patria marca la existencia de un pueblo concreto, de aquel en que nace cada hombre, de aquel que tiene más cerca.

Lo más dinámico de un pueblo son sus jóvenes. Ellos simbolizan no solo el futuro sino también el presente. Saben que inclinar la cabeza ante los libros de estudio es la mejor forma de levantarla ante el porvenir. Conocen que del trabajo cotidiano y útil nace la virtud más duradera. Ejercitan las armas en las tareas de la defensa sabiendo, como Martí, que «es un soldado todo ciudadano, y el que no sepa combatir no es ciudadano».

Conjugar todas esas facetas solo se logra con la Revolución que es, en definitiva, el arte de hacer feliz al pueblo. Cuando la juventud de hoy continúa proclamando «Todo por la Revolución», ratifica que une su convicción no solo al más universal de los cubanos, sino también a su más destacado discípulo y continuador, nuestro invencible Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Por esas razones auguramos que la Asamblea Provincial de los jóvenes comunistas de la ciudad natal del hombre de La Edad de Oro, estará a la altura de aquel que de manera certera sentenció que «el hombre joven se debe a su patria».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.