Campismo Las Terrazas, mucho más que paisaje

La vida cultural en este especial paraje es múltiple, pero se destaca un proyecto comunitario que lleva por nombre Jueves con mi pueblo y que tiene gran impacto en la comunidad

Autor:

Zenia Regalado

PINAR DEL RÍO.— El paisaje de Las Terrazas, en Candelaria, convierte a esta comunidad de desarrollo sostenible en un lugar muy atractivo. Sus lugareños bien lo saben y están orgullosos de ello.

Los baños del río San Juan, el lago y las ruinas de los cafetales son solo algunos de los sitios que dan gusto y paz a la vez, como un paraíso en medio de las montañas.

La vida cultural en aquel paraje es múltiple, pero en esta se destaca un proyecto comunitario que lleva por nombre Jueves con mi pueblo y que tiene gran impacto. Ahora en período de vacaciones mucho más.

Ana Irma Morán Zamora, joven trabajadora social, da fe de ello. Ella participa como una espectadora más, pero destaca lo agradable que se hace la vida con opciones de recreación como esta, que también eleva la cultura general.

El proyecto tiene estrechos vínculos con la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y por ello los residentes disfrutan una vez al mes de encuentros con músicos, pintores, escritores de trascendencia nacional y con fundadores de la comunidad, quienes reviven la historia del lugar que comenzó con el interés de la repoblación forestal y terminó con un pintoresco pueblo con servicios de diverso tipo para que los campesinos que antes vivían dispersos encontraran allí todo lo necesario.

La Casa Club Comunitaria —comenta Ana Irma— y el Café de María son algunos de los escenarios en los que se desarrolla el Jueves con mi pueblo y en el cual los vecinos departen con los artistas, les hacen preguntas, se ponen al tanto de su obra y hasta se hacen fotos con ellos como recuerdo, pues la entrada es libre y se anuncia en lugares visibles quiénes serán los invitados.

«Mi carrera es Estudios Socioculturales. Estoy en cuarto año y el proyecto me ha aportado muchísimo, ya que me relaciono con numerosos actores sociales e incorporo estas vivencias a mi trabajo diario: estar al tanto de todas las problemáticas y actuar en consecuencia. Quien tiene una vida saludable y enriquecida espiritualmente es menos proclive a todo riesgo y se integra de mejor manera y con armonía. Esto es básico en el trabajo social», afirma Ana Irma, quien recuerda con especial agrado la visita del pintor vueltabajero Arturo Montoto y anuncia que estaban a la espera del grupo Punto y coma.

Para la entrevistada es fundamental que la población tenga esta otra opción, además de la discoteca, la casa de los botes, Charco Azul y los baños del río San Juan, ya que así elevan su cultura, además de contribuir a la formación de valores.

En muchas actividades se colma el interior de la Casa Club y se abren las amplias ventanas para que más personas puedan disfrutar. «Nuestra propuesta se suma a otras opciones, como la actuación del grupo Polo Montañez, entre otros proyectos que coexisten en el lugar», asevera Ana Irma.

Para todas las edades

Esleydi Tamarí Naite es promotora cultural y toma parte en la programación de actividades para todas las edades. Explica que para los niños se organizan matinés en la biblioteca y en el museo, sobre todo los sábados.

«Este verano lo iniciamos en Las Terrazas con la participación de los instructores de arte, y ha habido teatro, sesiones de lectura y visitas al ecomuseo, que recoge la historia del lugar, sobre todo en fotos, y la vida de descendientes de haitianos que dejaron su huella en los restos de cafetales franceses», añade.

La vida cultural en Las Terrazas es activa: tienen un taller de artesanía en el cual exponen su arte y comercializan las obras, de cuyas ganancias un porcentaje es para los autores y otro para la comunidad.

Desde 2001 funciona Jueves con mi pueblo, precisa Esleidy, al cual se le da promoción: se colocan afiches con un resumen sobre la vida de los artistas que se presentarán.

Esleydi, quien vive en Las Terrazas hace 32 años, recuerda muy bien que la Casa de Polo Montañez abrió sus puertas al público con el proyecto Jueves con mi pueblo y ahora tiene una peña un día al mes.

Esta comunidad de características especiales, por ser sostenible e involucrar a sus habitantes en la coexistencia con el turismo, tiene mucho que mostrar en materia cultural, sobre todo en este período vacacional. Allí se piensa en las motivaciones de los seres humanos y todas las personas disponen de un espacio para ello.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.