Cuentas nuevas y claras

Integran al Sistema de Información Estadística Nacional los estados financieros de las unidades presupuestadas y de la actividad empresarial

Autor:

René Tamayo León

Los estados financieros de las unidades presupuestadas —una a una— comenzarán a ser parte del Sistema de Información Estadística Nacional desde 2011. Es la primera vez que la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) los incorpora a su cartera informativa.

En el transcurso del año, la actividad empresarial se someterá a idéntico proceso. Se captará así la ejecución del presupuesto en 2011 de forma más efectiva y competente; y al mismo tiempo se promoverá un mayor control y disciplina presupuestal.

Los documentos al respecto, y otros que componen el Sistema de Información Estadística Nacional, para este año están disponibles en la publicación SIEN-2011, en el sitio digital www.one.cu, de acceso libre en organismos e instituciones con conectividad, entre otros suscriptores.

El ejercicio estadístico está preparado para ejecutarse a nivel de municipio, con convenios y obligaciones legales firmes. Resoluciones de la Ministra de Finanzas y Precios y la No. 144 de 2010 del Jefe de esta Oficina aseguran el propósito.

Sin dudas, la papelería respectiva llegará a los involucrados; no obstante, recomendamos a los departamentos de Economía y Contabilidad de estas entidades, a sus directivos y demás personal técnico, acceder al folleto digital.

La ruta del dinero

El Estado y el Gobierno han emprendido una pormenorizada revisión y adecuación de todo el sistema jurídico y normativo que se opone u obstaculiza la actualización del modelo económico. A la par, prepara y establece las condiciones para «gerenciar» la economía en las nuevas condiciones.

Los estados financieros de los actores económicos son cruciales en este propósito, pues se asumen como una fiel imagen de la situación de cada entidad. «Dónde se pone», «dónde está», «dónde se gasta», «a dónde va» el presupuesto de la nación, peso a peso, centavo a centavo, son importantes para el Gobierno y también para cada ciudadano…

La «mamá» de las estadísticas es la contabilidad; la contabilidad tiene que reflejar el hecho económico —se concibe para eso—; y lo económico tiene que responder al Plan de la Economía, una de cuyas bases es el presupuesto de la nación. Pero la contabilidad es uno de nuestros talones de Aquiles.

El mismo Raúl lo reiteraba en la más reciente sesión de la Asamblea Nacional. Entonces destacó «la contribución decisiva» de miles y miles de contadores «para recuperar el lugar que corresponde a la contabilidad» en la dirección de la actividad económica, la que es, señaló, «una condición indispensable para asegurar el éxito y el orden en todo lo que nos proponemos».

Empero, en ese mismo párrafo el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros hacía una observación: «Ustedes saben (…) cómo anda la contabilidad en este país, en casi todas las empresas»… No anda bien.

Se tiene la impresión de que en Cuba se sabe todo. Que si un alpiste se mueve de un saco a otro, se está al tanto. Pero a veces te pueden mudar un elefante rosado de la Punta de Maisí al Cabo de San Antonio y pocos saben por qué se hizo y mucho menos cuánto costó.

Las cuentas no siempre están claras. La actualización del modelo económico también pasa por poner sobre sus pies a la aritmética. El trabajo estadístico que se inicia ahora para el sector presupuestado, y para la actividad empresarial más tarde, forma parte de esto.

Información oportuna y veraz

La ONE es la encargada de proponer, organizar y ejecutar la política estatal en materia de estadísticas. Es la entidad más especializada, entrenada e imparcial para brindar la información oportuna y veraz para la toma de decisiones y la evaluación de los diferentes procesos económicos, sociales y demográficos del país.

Con una red de oficinas en todos los municipios, cumple, en primer lugar, una función de control en nombre del Gobierno. Y satisface un grupo de necesidades estadísticas que exige el buen desempeño contable y financiero nacional, y por tanto, el desenvolvimiento de una economía sana, eficiente y moderna como la que se necesita y se está construyendo.

Para el público profano, el SIEN-2011 es un reporte sumamente especializado. Al final, empero, es entendible. Aporta más elementos de cultura económica general y para que los colectivos laborales adquieran mayor conocimiento y preparación a la hora de evaluar el desempeño de sus centros y de hacer uso del derecho de dueño que le corresponde a cada trabajador cubano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.