Homenaje profundo al Maestro

Ante el Mausoleo que resguarda los restos de José Martí, en el cementerio de Santa Ifigenia, y en el lugar donde cayera hace 117 años en combate, el pueblo cubano rindió tributo a su memoria

Autores:

Osviel Castro Medel
Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— Con el depósito de ofrendas florales a nombre de Fidel y de Raúl ante el Mausoleo que resguarda sus restos, en el cementerio de Santa Ifigenia, santiagueros de todas las edades recordaron aquí el aniversario 117 de la caída en combate de José Martí.

Durante la solemne ceremonia de tributo este 19 de mayo, que estuvo encabezada por las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, exponentes del arte local como el trovador José Aquiles, el Cuartero de Cuerdas de la Sinfónica de Oriente y el Ballet Santiago tributaron al Héroe piezas de gran cubanía.

En la jornada, que estuvo marcada además por la conmemoración del décimo aniversario del inicio de la ceremonia de guardia de honor al Maestro, alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de Villa Clara y cadetes de la Escuela Interarmas de las FAR General Antonio Maceo, Orden Antonio Maceo, como estímulo a su desempeño integral, realizaron la guardia de honor especial.

Al resumir el acto, Jorge Suárez Pérez, primer secretario del Comité Provincial de la UJC en Santiago de Cuba, subrayó el significado de Martí para los noveles hijos de esta tierra hoy, y señaló que el Maestro continúa siendo fuente de motivación y enseñanza para los cubanos y otros ciudadanos del mundo.

«El mayor monumento a su memoria, sentenció el dirigente juvenil, es saber construir y defender esta trinchera y ratificar que en este país siempre habrá Revolución».

Acto seguido, y como entrañable acto de amor, pioneros y representantes del pueblo santiaguero dejaron flores sobre la tumba del Apóstol.

En Dos Ríos

A pocos metros del lugar exacto donde el Héroe Nacional derramó su sangre por la independencia cubana, tuvo lugar el acto solemne de homenaje al Apóstol, protagonizado fundamentalmente por niños y jóvenes de la localidad de Dos Ríos.

El tributo comenzó con la colocación de una ofrenda floral —en nombre del pueblo de Cuba— en el sitio de la caída de Martí, en el que ahora se levanta, rodeado de palmas reales, un imponente obelisco de diez metros de altura.

En la conmemoración recibieron la medalla Abel Santamaría los jóvenes trabajadores Alexey Vázquez, Yuslen Tomás y Yuniet Gallardo; mientras que el estudiante Ubaldo Vargas mereció la medalla José Antonio Echevarría.

En el tributo, que contó con la presencia de los ganadores del concurso nacional infantil de plástica De donde crece la palma, la presidenta del Movimiento Juvenil Martiano en la provincia, Danay Armand, enfatizó la importancia de mantener vivo el pensamiento y el actuar ético del más universal de los cubanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.