Una lucha permanente contra la infamia

En nombre de los jóvenes, la Red de Universidades en Solidaridad con los Cinco ratificó la decisión de batallar día a día, desde sus espacios, por el retorno a casa de Gerardo, Antonio, Ramón, Fernando y René

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Estudiantes y profesores integrantes de la Red de Universidades en Solidaridad con los Cinco sembraron este miércoles cinco palmas reales en áreas de la residencia estudiantil del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (CUJAE).

La iniciativa, que formó parte de las actividades por el Día Mundial del Medio Ambiente, y del Movimiento Por los Cinco de corazón, de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), ratifica la decisión de los jóvenes de batallar desde los espacios que tienen por el retorno a casa de los cinco gigantes luchadores por la paz.

Irma Sehwerert, madre de René González, calificó de especial esta nueva acción al salir de los espacios formales «para llegar a las residencias estudiantiles, que es donde ustedes viven y están todo el tiempo y no en el aula o en el teatro, como lo hemos hecho muchas veces».

En nombre de los cinco luchadores antiterroristas y de sus familiares, dijo que «no podemos levantarnos un solo día sin recordar a nuestros hijos y, sobre todo, a Gerardo, a quien no se le ha podido quitar ni un día de su injusta condena. Nuestro dolor solo se compensa con las fuerzas que ellos nos transmiten para continuar y lidiar contra la infamia.

«Es muy lindo y hermoso que se siembren esas cinco palmas y las veamos crecer para cuando ellos regresen se sientan identificados con ellas. Les pedimos que no descansen nunca y que tengan esta lucha en el corazón, porque es una lucha de dignidad y de la verdad por la justicia», concluyó.

El arquitecto Ramón Ramírez, profesor de la CUJAE y coordinador de esta jornada, afirmó que estas palmas representan toda la perseverancia, la lucha, la hidalguía y cubanía que respalda a nuestros Cinco héroes.

Minutos antes de la siembra, jóvenes graduados de la Escuela de Arte de San Alejandro y artistas aficionados de la CUJAE confeccionaron un mural en el que el reclamo de libertad para los Cinco y la necesidad de preservar el medio ambiente cobraron vida desde cada pincel. Osmel Francis, director del grupo musical Cubanos en la Red, ofreció un concierto.

En esta nueva jornada de solidaridad también estuvieron Magali Llort y Mirta Rodríguez, madres de Fernando González y Antonio Guerrero, respectivamente. Además, una delegación de jóvenes alemanes, quienes hablaron de las múltiples acciones que desarrollan para romper el muro de silencio sobre la causa.

La Casa de los Cinco —como se le conoce a la Red— tiene más de 5 400 miembros de 75 países, los cuales realizan diversas actividades en las que exigen a Obama la libertad inmediata de los patriotas cubanos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.