Áreas verdes urbanas: antídoto contra el calor

Hay que incrementar las áreas verdes entre nueve y 11 metros cuadrados por habitante para contrarrestar las superficies absorbentes del calor por la acción reflectora del efecto de la radiación de las plantas y la tierra

Autor:

Luis Orlando Hernández

SANCTI SPÍRITUS.— Con 7,4 metros cuadrados de área verde por habitante, por debajo de los parámetros nacionales e internacionales, el centro de la ciudad del Yayabo se encuentra sometido al fenómeno de isla de calor urbano, con temperaturas 5,5 grados Celsius superiores a lo que marca la estación meteorológica de la periferia espirituana.

Distintivo de las grandes urbes, por la acumulación de hormigón y demás materiales absorbentes de calor, este fenómeno se materializa también en ciudades de menores dimensiones por la escasez de áreas dedicadas a parques urbanos, paseos, plazas, bosques periurbanos, calles con parterres, áreas deportivas y agricultura urbana.

Félix Hernández Rubio, especialista del Departamento de Planeamiento Territorial de la Dirección de Planificación Física en la provincia, explicó a JR que cálculos hechos sobre la velocidad del viento dentro de la ciudad cabecera detectaron su incapacidad para trasladar este islote de calor hacia zonas rurales. Ello provoca su acumulación y el desprendimiento en la noche del vapor acumulado en el día, con las consiguientes temperaturas desde nivel medio hasta fuerte.

Según Hernández Rubio, hay que incrementar las áreas verdes entre nueve y 11 metros cuadrados por habitante, como recomienda la guía del Instituto de Planificación Física, para contrarrestar las superficies absorbentes del calor por la acción reflectora del efecto de la radiación de las plantas y la tierra.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.