¿Por qué una ciencia de la sostenibilidad?

La ciencia debe ser capaz de brindarles a los políticos fundamentos racionales para los cursos de acción, se consideró en la IX Convención Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo

Autor:

Patricia Cáceres

«Para alcanzar un desarrollo sostenible la ciencia debe ser capaz de brindarles a los políticos los fundamentos racionales para los cursos de acción que se deben tomar. Y, siempre que sea posible, mostrarles cuáles son las opciones que garantizan un futuro sostenible y no la destrucción de la naturaleza y de la propia humanidad».

La reflexión la hizo este miércoles el Doctor Ismael Clark Arxer, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, en el I Simposio sobre Ciencia de la Sostenibilidad, que sesiona como parte de la IX Convención Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Durante su conferencia magistral titulada ¿Por qué una ciencia de la sostenibilidad?, el Doctor Clark explicó cómo las academias, centros científicos y especialistas de todo el mundo se han acercado a la temática, y qué papel le adjudican a la ciencia en ese esfuerzo común de alcanzar un desarrollo sostenible; entendido este como aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas.

«La sostenibilidad de la que hablamos tiene al menos tres dimensiones inseparables: ambiental, económica y social. En estas tres dimensiones hay un plano transversal, la política, que es la conducción de la sociedad humana. No podemos ignorar la relación de la ciencia con las acciones prácticas en el plano político», afirmó.

Tras citar a reconocidos teóricos, el presidente de la Academia de Ciencias de Cuba dijo que es preciso desarrollar la ciencia, no con un enfoque disciplinario sino problémico, capaz de reconocer las limitaciones de la investigación científica tradicional a la hora de abordar la compleja realidad.

Se necesita no un enfoque disciplinario, que comprende investigaciones básicas y aplicadas, sino un campo definido por los problemas que aborda, pues la realidad en su estado natural no está organizada disciplinariamente, precisó.

El Doctor Clark subrayó parte de la declaración de la Conferencia Ciencia para el Desarrollo Sostenible y la Erradicación de la Pobreza, celebrada en Río de Janeiro a principios de este año.

«Erradicar la pobreza y lograr un desarrollo sostenible requiere afrontar enormes desafíos en aspectos como la salud, la alimentación, la energía, la biodiversidad, el clima, el manejo de desastres, la educación y el modo de gobierno, entre otros», dijo.

Para hacerles frente a tales desafíos —agregó— las academias de ciencias de todo el mundo deben declarar su responsabilidad ante la sociedad y trabajar, tanto de forma individual como conjunta, para sostener la investigación básica a largo plazo y conectarla a metas sociales.

También se deben acoplar instituciones globales, nacionales y locales en sistemas de investigación efectivos que vinculen a la academia, los Gobiernos y el sector privado en investigaciones colaborativas; así como integrar el conocimiento en esfuerzos de investigación y aplicación interdisciplinarios, concentrados en objetivos locales y guiados por un enfoque problémico, concluyó.

La IX Convención Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo cuenta con la participación de casi 1 200 delegados de 42 países, entre estos Cuba, Colombia, Brasil y México.

Para la agenda de hoy está prevista una conferencia magistral de Theodor Friedrich, representante de la FAO en Cuba, quien se referirá a la actualización del modelo agrícola para responder a las prioridades nacionales de nuestro país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.