A trabajar con pasión y sin apatía

Los militantes de la UJC de la termoeléctrica de Mariel identificaron los desafíos que tiene la organización en ese centro. A su reunión de balance asistió Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de esa organización

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

MARIEL, Artemisa.— Mejorar los indicadores del funcionamiento y la vida interna, incrementar la ejemplaridad y la participación, y divulgar cuanta actividad realicen los comités de base, así como estrechar los vínculos con el amplio universo juvenil existente en el centro, fueron algunas de las líneas de trabajo adoptadas por los militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas en la central eléctrica Máximo Gómez, de este municipio, a cuya reunión de balance asistió Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC.

Con 179 muchachos y solo 45 militantes, constituye una prioridad reforzar la vinculación con los jóvenes, aunque los presentes coincidieron en que la mayor parte, pese a no haber manifestado disposición de incorporarse a la UJC, asumen sus tareas con responsabilidad y contribuyen a generar energía eléctrica con eficiencia y calidad.

También se discutió sobre la necesidad de reorganizar las Brigadas Técnicas Juveniles y aprovechar las ventajas de estas en función de la razón de ser de ese centro, donde se ha de producir casi el 13 por ciento de la energía que se consume en el país.

Asimismo se plantearon estrategias para comprometer a los jóvenes con su permanencia en el centro, pues afecta grandemente la fluctuación laboral, dadas las ventajas salariales que ofrecen otros empleadores.

Yuniasky exhortó a los militantes a aprovechar el espacio del boletín digital Carga al machete para divulgar las actividades del Comité e informarse mejor, lo cual enriquecerá su preparación político-ideológica.

Igualmente les recordó la importancia de llegar a todos los jóvenes, pero no únicamente con el propósito de sumarlos a las filas de la organización, sino para vincularlos a la meta común de la entidad y la Revolución.

Raúl Pérez González, director de la entidad e invitado al balance, expresó cuán comprometida está la joven generación que allí labora. «Nuestros jóvenes son capacitados, responsables y cada tarea que se les da siempre sale con mucha calidad».

En la jornada, en la que estuvo José Carlos Martínez Lorenzo, primer secretario de la UJC en Artemisa, resultó electa secretaria general del Comité de la UJC la joven Caridad Hernández, y Frank León como secretario.

Cristian Álvarez, primer secretario del Partido en Mariel, recordó cuán importantes son los jóvenes en la continuidad del Partido y de la Revolución. «Acá hay potencial humano con ganas de trabajar, de hacer y de sacar al país adelante. Solo nos resta acompañarlos y mantenerlos informados, para que el enemigo no pueda subvertirlos».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.