Pensar a la juventud en el nuevo contexto

Los investigadores sociales reunidos en el Palacio de Convenciones de La Habana intentaron dar respuesta este jueves a múltiples interrogantes de los entornos en que se desenvuelven los más nuevos

Autores:

Susana Gómes Bugallo
Yuniel Labacena Romero
Aileen Infante Vigil-Escalera

¿Cómo visualizan los jóvenes cubanos su acceso a la Educación Superior? ¿Cuál es la estructura laboral de nuestra juventud a raíz de las transformaciones en el modelo económico? ¿Qué características tienen los jóvenes rurales en el contexto actual? Fueron esas algunas de las interrogantes a las que se les buscó respuesta en la segunda jornada de debate del II Congreso Internacional de Investigadores sobre Juventud, que sesiona en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Al referirse al segundo de los temas en el simposio Juventud e inserción laboral, la máster María Josefa Luis Luis, investigadora y subdirectora científica del Centro de Estudios Sobre Juventud (CESJ), destacó que actualmente existe mayor proyección de los jóvenes hacia los sectores productivos y de formación de oficios, lo que conlleva a un giro hacia los obreros en detrimento de los técnicos en la estructura por la categoría ocupacional.

Este resultado —el cual estamos estudiando— es muy interesante y se evidencia por vez primera en nuestro país, sobre todo a partir de 2013, cuando comenzó a modificarse de manera sostenida esta categoría. Según datos del Anuario Estadístico de Cuba 2014, el último publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, en ese año, de los 1 526 300 jóvenes ocupados en la economía del país, el 35,4 por ciento era de obreros y 34,6 de técnicos, dijo.

En tal sentido explicó que entre los aspectos que pueden estar influyendo en esta modificación está el reajuste de la economía hacia el sector productivo y de los servicios, que se hayan priorizado los procesos de formación hacia especialidades técnicas y obreras, y también una cierta disminución en el interés de los jóvenes por la superación, sobre todo a partir de la diversificación de los espacios laborales.

Al ratificar que la mayoría de la juventud trabajadora se mantiene vinculada al sector estatal de la economía, Luis Luis apuntó algunos elementos de continuidad entorno al empleo juvenil en el nuevo contexto, como la protección a sus derechos, la responsabilidad estatal en la formación de los recursos humanos y aprovechamiento en los planes de desarrollo, así como la concepción acerca del aporte social mediante el trabajo (servicio social).

No obstante, significó que también se evidencian rupturas en el medio laboral, al existir hoy políticas más alejadas del tradicional paternalismo hacia los jóvenes y una participación de estos en actividades laborales vinculadas a la gestión no estatal, y el surgimiento de algunas diferencias sociales por los beneficios que reciben estos últimos en los nuevos empleos a los que se conectan.

Universidades en la mira

En el simposio Espacios educativos y alternativas de desarrollo, trascendió que los cambios que experimentará la Educación Superior en el curso 2016-2017 tendrán un impacto positivo en el acceso de los jóvenes a las universidades, pues en las políticas educativas anunciadas recientemente se han contemplado soluciones a realidades que afectaban la continuidad escolar en centros de altos estudios.

No obstante, en el encuentro se sugirió reevaluar con mayor detenimiento las exigencias de los exámenes de ingreso y la cantidad de plazas para acceder al Curso Diurno, sobre todo en las carreras de mayor demanda. Valdría la pena, se apuntó, repensar lo que trae consigo la incorporación gradual del dominio del idioma inglés en la categoría de usuario independiente.

La política educacional es la más importante para defender al país, sentenció la Doctora Keyla Estévez García, coordinadora del Simposio e investigadora del Centro CESJ, quien resaltó la importancia de debatir cualquier problema que pueda tener este sector con el fin de perfeccionarlo y adecuarlo al tiempo en el que estamos.

En investigaciones recientes se evidenció que entre las razones dadas por estudiantes de preuniversitario para no continuar estudios en las universidades estaba la preferencia por opciones laborales, la falta de preparación para los exámenes de ingreso y la poca probabilidad de obtener sus carreras preferidas, así como la escasa motivación y, en una menor medida, motivos migratorios.

Pero los datos demuestran que alrededor del 85 por ciento de quienes acceden a la Enseñanza Superior obtienen una de las diez carreras recogidas en sus boletas, y el 64 por ciento logra una de las tres primeras opciones. En los últimos tiempos, solo alrededor del 15 por ciento de quienes están en edad universitaria acceden a esa enseñanza, afirmaron los expertos.

De jóvenes rurales

El tema de la juventud rural también estuvo a debate este jueves, específicamente en el panel Infantes, adolescentes y jóvenes como sujetos de políticas públicas. Al presentar un detallado estudio sociosicológico de este sector poblacional en el contexto cubano actual, Yanayka Lafuente Mata, investigadora del CESJ, señaló que esta población reviste gran importancia, por considerarse el sector más cercano a la base productiva primaria de un país y que el contexto rural, en su totalidad, constituye un entramado social, económico y político especial.

Entre estos jóvenes y los que habitan en zonas urbanas es únicamente la geografía la que puede singularizar algunas de sus prácticas cotidianas y maneras de pensar, pero no todas, aseguró la autora. Sus proyectos de vida —a la par de los citadinos— se relacionan con la ampliación de oportunidades educativas, el éxito laboral y el bienestar familiar, aunque difieren en el ejercicio de un rol pasivo en los diferentes espacios de participación y poca integración a las organizaciones políticas y sociales que los atienden.

Lafuente Mata apuntó que la población rural presenta un alto flujo migratorio provocado por distintos factores. Pero también son jóvenes que se identifican con su localidad y se reconocen como jóvenes trabajadores, sencillos y honestos. Además, relacionan el entorno rural como una condición que los aglutina y los hace partícipes de algo diferente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.