Cerco que congestiona las líneas - Cuba

Cerco que congestiona las líneas

El Gobierno estadounidense apuesta por el área de las comunicaciones en Cuba para lograr sus propósitos, mas todavía allí, como en otros sectores, el bloqueo persiste. Estudiantes de la FEEM se suman a la denuncia

Autores:

Nelson García Santos
Lisandra Gómez Guerra
Yunet López Ricardo
Haydee León Moya

El ciberespacio se ha convertido en un escenario de lucha ideológica, de ahí que en el sector de las comunicaciones cubanas es en el que más desregularizaciones ha hecho el Gobierno de Estados Unidos. Así lo explicó Ernesto Rodríguez Hernández, director general de Informática del Ministerio de las Comunicaciones (Mincom).

Pero ello no significa que en este sector hayan desaparecido los perjuicios del bloqueo económico, financiero y comercial que desde el norte se nos impone. «Aún el Grupo Empresarial de Informática y Comunicaciones (GEIC) cuenta solo con proveedores, sobre todo, de Europa y Asia, para realizar sus importaciones.

«Esta situación demora e incrementa los costos por flete, aumenta precios de transportación por la necesidad del traslado hacia terceros países, como España o Panamá, e imposibilita la adquisición de partes y piezas para el equipamiento necesario, debido al alto por ciento de componentes de fabricación estadounidense en los equipos», argumentó Ángela B. Merici Fernández, directora de Comercio Exterior del GEIC.

Además, impedir que emisoras enemigas utilicen nuestro espectro electromagnético conlleva un costo adicional, refirió Merici Fernández.

Por otra parte, en marzo de 2016, luego de 47 años interrumpidos, se restableció el canal postal directo entre Cuba y Estados Unidos, pero tampoco con ese acuerdo se puede desconocer que este es un sector bloqueado.

«La política sigue intacta y se refleja en la pérdida de cerca de 300 000 dólares anuales y otras afectaciones en el Grupo Empresarial Correos de Cuba (GECC); entre ellas, la inaccesibilidad al mercado de la filatelia norteamericana, uno de los más prominentes del mundo, que desde 1959 no recibe un sello cubano», dijo Reynaldo Rodríguez Lavado, director de Relaciones Internacionales del GECC.

También Copextel, empresa exportadora, importadora y comercializadora mayorista de disímiles productos que presta servicios de ingeniería y posventa, sufre los daños del bloqueo.

Esta entidad no puede tener una relación comercial directa con fabricantes y canales de distribución autorizados. «Debemos recurrir a intermediarios para adquirir equipos de empresas norteamericanas, como las computadoras personales, artículos de amplio uso en el país; y no tenemos permiso de acceso a sitios web de algunos fabricantes», manifestó Ramón Torres, director de Política Comercial de Copextel.

Si se intenta acceder desde una dirección IP cubana, hay herramientas de Google, el buscador más utilizado del mundo, que están vedadas para la Isla o no devuelven el servicio solicitado. Es ese el caso de Google Code, uno de los mayores repositorios de software libre.

Estas limitaciones para el acceso a la red de redes desde Cuba inciden en el desarrollo de la actividad informática y la enseñanza de las especialidades asociadas a ella, añadió el director general de Informática del Mincom.

Los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE) tampoco escapan a los daños del bloqueo. Alexander Díaz Meriño, comunicador institucional de los JCCE, expresó que entre otras limitaciones, en las más de 600 instalaciones con que cuenta el país, hoy más del 20 por ciento de las computadoras del equipamiento total están en desuso por la imposibilidad de adquirir partes y piezas.

Las carencias tecnológicas a causa del bloqueo en la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), se traducen en la cantidad y calidad de servicios que ofrecen al pueblo, expresó Antonio Machado, director de Recursos Humanos en esa institución.

«Recientemente Etecsa concretó acuerdos con cinco operadores norteamericanos. Sin embargo, uno de ellos no ha podido comenzar a ejercer, pues no ha encontrado un banco estadounidense que quiera operar con una moneda diferente al dólar. Todavía Cuba no puede usar el dólar en las transacciones comerciales, y al efectuar reconversiones de moneda se incrementan los costos», concluyó Machado.

Sin medias tintas

Los propósitos del lobo imperialista enmascarado de Caperucita fueron desmenuzados por los estudiantes de la enseñanza media, en las asambleas provinciales de Villa Clara y Sancti Spíritus, con un lenguaje sin medias tintas.

Los delegados enfatizaron en que a nadie van a engatusar con esa subversión disfrazada de oportunidades. La ovación retumbó en la reunión villaclareña, como muestra de reafirmación, cuando Sara Mari Vega Fortún, presidenta de la Federación Estudiantil de la Enseñanza Media en el municipio de Placetas, proclamó el rechazo al bloqueo y a la política injerencista de Estados Unidos que persisten en tratar de imponernos.

Una declaración de principios de la FEEM se aprobó allí, y en ella se insiste en que siempre estaremos contra todo lo que perjudique al país, porque nunca permitiremos que se fragüe ese intento que está en sus mentes de restaurar el capitalismo en nuestra sociedad.

En la cita espirituana, por su parte, Kevin Daniel Pérez, estudiante del Instituto Preuniversitario Urbano Nieves Morejón, de Cabaiguán, alertó sobre la necesidad de hacer cosas novedosas, siempre parecidas a los jóvenes, pero con sustancia ideológica para que la solidez de nuestros argumentos sea más fuerte que cualquier «canto de sirena».

Suzanne Santiesteban Puertas, presidenta nacional de la FEEM, exhortó a los asistentes al encuentro en la tierra del Yayabo, a seguir mirándose por dentro para tener una organización cada vez más comprometida con su tiempo.

Otras voces de denuncia se sumaron desde el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas José Marcelino Maceo Grajales, de Guantánamo. El estudiante Ailién Suárez Frómeta llamó a que el bloqueo sea eliminado y a proseguir la obra revolucionaria, denunciando que, como dice el propio Gobierno norteamericano, las intenciones de su política hacia Cuba son las mismas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.