Hasta Las Coloradas junto al Comandante

Justo en la costa por donde llegó a Cuba con otros 81 hombres, fue recordado el Comandante en Jefe, en una reedición simbólica que sigue una tradición y fue el cierre de la ruta juvenil 60 Aniversario del desembarco del yate Granma y Día de las FAR

Autores:

Osviel Castro Medel
Yelandi Milanés Guardia
Roxana Arean Matos

Luego de recorrer más de 500 kilómetros desde su salida en la provincia de Pinar del Río, el pasado 16 de noviembre, y arribar al territorio de Camagüey, la ruta juvenil 60 Aniversario del desembarco del yate Granma y Día de las FAR, que concluyó la víspera en la provincia de Granma, sumó a las motivaciones del itinerario inicial el tributo al líder histórico de la Revolución.

Fue en la tierra del Mayor Ignacio Agramonte donde los protagonistas de esta iniciativa recibieron la triste noticia del fallecimiento del Comandante en Jefe. Profundamente estremecidos, con gritos de «¡Yo soy Fidel!» a su paso por los diferentes sitios previstos hasta llegar a Las Coloradas, los jóvenes continuaron su marcha, unidos al dolor y las horas de recordación que ha vivido el pueblo cubano de un extremo a otro de la Isla.

Como millones de personas de toda Cuba, ellos también manifestaron su voluntad irrestricta de seguir las ideas de Fidel y ratificaron su histórico concepto de Revolución, pronunciado por el líder el 1ro. de mayo de 2000.

En el recorrido desde Camagüey hasta el lugar del desembarco, en la provincia de Granma, fue Birán, la tierra natal de Fidel, un sitio de honda conmoción.

Este 2 de diciembre, como parte de una tradición y cierre de la ruta, la madrugada volvió a ser testigo y cómplice, al verse a Fidel y sus compañeros, en los pinos nuevos, desembarcando por las costas de los Cayuelos, justamente 60 años después de la llegada a Cuba del yate Granma.

Un grupo de 82 jóvenes reeditó de manera simbólica, al amanecer, el arribo de la emblemática embarcación, esa que trajo desde México a los fundadores del Ejército Rebelde y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Luego del desembarco, en el monumento Portada de la Libertad, en Las Coloradas, jóvenes y veteranos de diversas provincias de Cuba, juntos, con el pecho latiendo, evocaron al líder en un acto político.

Ante unas 5 000 personas habló de la epopeya de Fidel y los suyos el capitán de las FAR Duniel Rodríguez Borrero, quien expresó que ahora el Comandante ha emprendido una nueva travesía hacia la victoria.

También, el primer secretario de la UJC en Granma, Gelquis Ricardo del Toro Pérez, mencionó la confianza de Fidel en los jóvenes y su llamado a que estos no dejen caer la espada de Martí y de la Generación del Centenario.

Fidel estuvo en la música, los poemas y las danzas, y en los 60 jóvenes que recibieron el carné de militantes de la UJC; estuvo en la vigilia realizada una noche antes al lado de la costa, entre los ¡vivas! y los estremecimientos de los que, alzando los fusiles, gritaron de nuevo: ¡Yo soy Fidel!

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.