Educación cubana experimentará cambios integrales a partir de septiembre

En un conjunto de centros escolares se probarán los primeros resultados del tercer perfeccionamiento del sistema nacional de enseñanza

Autor:

Margarita Barrios

El tercer perfeccionamiento del sistema nacional de enseñanza comenzará a someterse a prueba en un conjunto de centros escolares de todo el país a partir del próximo curso escolar, informó en un encuentro con la prensa el Doctor Alberto Valle de Lima, director del Centro de Ciencias Pedagógicas.

Valle precisó que los cambios se irán realizando paulatinamente, a partir de tres grupos, para ir insertándolos en los diferentes grados. «El primer grupo lo integran, en la primera infancia, primero, segundo y cuarto años de vida; en primaria: primero y cuarto grados; en secundaria básica, séptimo grado; y en preuniversitario, décimo grado.

«Estoy seguro de que si llevamos a cabo los cambios que estamos proyectando lograremos un mejor desarrollo y resultados superiores en la educación cubana», subrayó el funcionario, quien aclaró que este tercer perfeccionamiento se basa en un proceso continuo de diagnósticos y mejora de la enseñanza.

Entre las características que lo distinguen puntualizó que se incluye esta vez la primera infancia, es decir, la atención a los niños de cero a seis años de edad, y se hace por la fuerza que tiene este nivel educativo en la formación de las nuevas generaciones.

«Asimismo estamos poniendo énfasis en la enseñanza de la Cívica, el Inglés y la inserción de las nuevas tecnologías con una gama mayor de posibilidades», agregó.

«También se propone flexibilizar los estilos de dirección, con una mayor participación de los educandos y la familia en el trabajo de la escuela, e incluso en la construcción curricular.

«Otro elemento que estamos valorando con mucha fuerza es que vamos a tener un currículo institucional que garantiza la unidad del sistema, pero hay que permitir que la escuela pueda realizar por sí misma cambios, según sus necesidades y el contexto donde está ubicada. La capacitación y preparación de directivos y docentes es fundamental para lograr el éxito de las tareas que nos proponemos.

«Y por otro lado, un aspecto muy importante es el trabajo en red. Pensamos que las escuelas que están cerca físicamente, pueden utilizar el potencial humano y material de forma colectiva.

«Por ejemplo, si una escuela tiene mejores instalaciones deportivas, que estas puedan ser utilizadas por los centros que conforman esa red; si hay un profesor de Matemática que tiene una gran experiencia, es quien realizará la preparación metodológica del contenido a todos los docentes de ese conjunto de centros».

El directivo resaltó la permanente consulta con los diferentes factores de la sociedad, y la forma de experimentación en que se desarrolla este perfeccionamiento. «En los anteriores se han producido los cambios y las experimentaciones de manera parcial. Desde 2014 nosotros tenemos 68 centros en seis provincias donde se han probado los cambios: Pinar del Río, La Habana, Mayabeque, Artemisa, Villa Clara y Santiago de Cuba».

Puntualizó el especialista que de 2010 a 2013 se realizó un diagnóstico donde se elaboraron los documentos-base para la dirección del trabajo de perfeccionamiento, y se organizaron los colectivos de autores.

«Además, se efectuó una consulta a organizaciones e instituciones, entre estas la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Academia de Ciencias de Cuba, los ministerios de Cultura y de Salud Pública y el Centro de Estudios sobre la Juventud, entre otros. Igualmente, al interior del Ministerio de Educación se aplicó una encuesta en la cual 20 000 docentes y directivos de todo el país opinaron sobre los planes de estudios y 40 000 sobre los programas de las asignaturas.

«Todas esas opiniones fueron tabuladas y enviadas a los colectivos de autores, para que sean tomadas en cuenta a la hora de elaborar los documentos, y ya tenemos algunos resultados», subrayó.

El especialista explicó que el Centro de Ciencias Pedagógicas, que forma parte del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas (ICCP), tiene a su cargo la responsabilidad de aportar una mirada científica al Ministerio de Educación, para que pueda llevar adelante las transformaciones que necesita la enseñanza en nuestro país.

«Este tercer perfeccionamiento tiene antecedentes muy importantes —recordó. El realizado en 1975, a partir del cual la educación se asume como un sistema, con el vínculo entre las distintas enseñanzas; y el realizado en 1987, que se caracteriza por la contextualización al marco cubano de planes, programas, libros de texto, cuadernos de trabajo y las orientaciones metodológicas.

«Desde entonces se han desarrollado diferentes cambios en dependencia de las necesidades del sistema, como fue la introducción de las nuevas tecnologías de la información alrededor del año 2000 y las modificaciones a la Enseñanza Técnica Profesional, pero no una revisión completa del sistema, precisó.

Valle de Lima explicó que en 2010 se efectuó un diagnóstico del sistema nacional de enseñanza, sobre el cual se erige la construcción del actual perfeccionamiento, y puntualizó que las adecuaciones que se introdujeron en la educación, vinculadas con la organización escolar y la flexibilización del currículo, son un puente hacia los cambios que se proyectan.

—¿Por qué es necesario un nuevo perfeccionamiento?

—Es preciso considerar los cambios económicos ocurridos en la sociedad y en la estructura social de nuestro país, así como el desarrollo actual de las ciencias, pues el conocimiento crece de manera muy acelerada. La educación tiene que concebir estas nuevas ideas para ponerse a tono con los tiempos.

«También en los diagnósticos realizados en los centros escolares hemos encontrado que existe sobrecarga en los programas de las asignaturas, y que no hay suficiente tiempo para la consolidación y sistematización de los contenidos. Esto no ocurre en todos los grados, pero es necesaria una nueva visión.

«Otros elementos están relacionados con el funcionamiento de la institución escolar. En este sentido estamos apostando por un mayor protagonismo de los educandos y la familia en la vida de la escuela. Hay que considerar las opiniones de los diferentes sectores sociales sobre el sistema de educación, y valorar cómo las transformaciones que se realizan dan respuesta a las diferentes preocupaciones que existen en el plano social».

«Tarea pendiente en el camino de ese perfeccionamiento, para lograr la escuela que necesitamos, es que esta no solo sea capaz de enseñar las asignaturas con calidad, sino que forme a los cubanos y cubanas en los valores éticos y morales de una sociedad socialista. Será incluir armoniosa y creativamente en el currículo y la vida escolar en general el ideario del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, el significado de su vida y de su ejemplo».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.