JR podcast: Aprender inglés ¿obligación o placer? - Cuba

JR podcast: Aprender inglés ¿obligación o placer?

¿Qué tan importante consideras que es aprender inglés para los adolescentes y jóvenes modernos? ¿Para qué sirve en Cuba? Sobre el aprendizaje y la enseñanza de este idioma en el país te invita a debatir esta semana nuestro programa de radio

Autor:

Dailene Dovale de la Cruz

Cada noche después de la comida, algún trabajo imprescindible, las charlas, el tiempo con la pareja...llega el tiempo de las series casi siempre estadounidenses. Allí, sentada en el sofá, embebida en ese idioma que apenas conoces pero te suena con swing, algo aprendes. Te lo aseguro, algo captas.

Luego en la guagua, las paradas, la esquina… andas pegada a esos audífonos con un volumen tan alto. El idioma inglés continúa ahí en tu oído, expectante al día en el cual le prestes más atención.

Dudas. En el fondo quieres (debes) aprenderlo más allá de las palabras graciosas, del saludo y las introducciones, del monosílabo preestablecido.

Quizás para el próximo semestre. «Sí, el próximo semestre me inscribiré en algún curso». Y corren los seis meses y no vas a ningún lado…

«Me esforzaré más en las clases», te dices. Para luego disculparte contigo misma porque «hay tantas asignaturas... ¿en qué tiempo estudio Inglés si mi carrera demanda tanto de mí?».

[Si posees una conexión lenta, puedes escuchar nuestro programa a través de Tveo pinchando aquí]


Y sigues, sueñas con francés o portugués, pero ni siquiera rebasas tu primer reto. De pronto, la bola surge, crece y tiempo después se confirma: la Educación Superior cubana vive un proceso de restructuración de la enseñanza del idioma Inglés.

En castellano, poco a poco, en todos los centros de educación del país, los jóvenes universitarios tendrán que aprender ese idioma, si quieren graduarse, si no, los años de estudio pudieran ser en vano.

Tú, piensas, no te graduarás con ese plan. Aun así cuestionas la validez del examen. Los muchachos deberán alcanzar un nivel B1+ o de hablante independiente.

Este nivel demanda habilidades orales y escritas imprescindibles en la ejecución de actividades comunicativas como la narración de sucesos, la descripción de hechos y personas y la valoración.

Te aclaro, los cambios no son de un día a otro. Una reforma de este tipo requiere preparaciones de otra índole, entre ellas la instalación de laboratorios de idiomas y centros de autoacceso.

El inglés dejará la «malla curricular» para ser una disciplina extracurricular.

En un futuro, los estudiantes realizarían un examen diagnóstico a partir del cual entrarían un curso correspondiente con su nivel de conocimiento. En ese paraíso del aprendizaje el Ministerio de Educación Superior brindará un libro de texto más actual, múltiples videos, cuadernos de trabajo, diccionarios.

El estudiante, si así lo desea, podrá autoprepararse mediante el sistema didáctico con la ayuda de un tutor o, incluso, estudiar el idioma fuera de la universidad.

[Lo invitamos a leer el texto Nuevas normas para las escuelas de idiomas]

Lo importante no es si eliges un camino u otro, sino el resultado final. De seguro te preguntas: ¿quiénes son las valientes que darán el primer paso?

Comienza la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), que fue pionera en el país en habilitar su Centro de Idiomas. También las Universidades de Oriente, de Holguín, de la Isla de la Juventud y el Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas (Instec), comentó en un trabajo anterior a Juventud Rebelde, el Doctor Santiago Jorge Rivera Pérez, asesor nacional de la enseñanza del idioma inglés en el MES.

En consonancia con el criterio general Jennifer Martínez Bello, actual Presidenta Nacional de la FEU, quien declaró a Alma Mater: «Ante la posibilidad de que alguna universidad no tenga todas las condiciones en cobertura profesional, el método no puede ser el profesor particular, porque todos los estudiantes no podrán hacerlo».

[Recomendamos el material Dinamizar la universidad, de octubre 2015]

Y ese es uno de los puntos más polémicos. La actitud hacia el tema influye mucho, pero no es el único factor que impide el pleno conocimiento.

En la Habana existen más opciones extras, la Abraham Lincoln… con un precio más o menos accesible. ¿Y qué hay de las demás provincias? En algunas las únicas opciones son las escuelas de idioma o los repasos particulares. ¿Pero las escuelas de idioma no son sólo para trabajadores?

Según la Resolución número 75 de 2015 del Ministerio de Educación de la Gaceta Oficial de la República de Cuba, mientras no desplace a ningún trabajador, se admitirá a universitarios, entre otros sectores.

[Puede profundizar en el tema con el texto Para poder decir «yes», publicado en JR en julio del 2016]

Urgen cambios, sí, pero no a última hora, justo cuando el joven piensa salir con su ignorancia intacta. La presión, en parte, obligará a los universitarios a exprimir con dudas al profesor. Un gran reto: aprenderán.

Sin embargo, para que Cuba como nación hable un inglés fluido, faltan otros cambios en la raíz de donde surgen todos los problemas idiomáticos: la enseñanza primaria... Solo entonces el inglés será más placer que obligación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.