Una carrera que se abre para la ciencia

La Universidad de Ciencias Informáticas, UCI, abrirá para el próximo curso escolar la carrera de Ingeniería en Bioinformática, la cual se estudiará en el curso regular diurno y tiene una importancia estratégica para el desarrollo del país en ramas como la biotecnología

Autor:

Margarita Barrios

La bioinformática hace referencia a campos de estudios interdisciplinarios muy vinculados, que requieren el uso o desarrollo de diferentes técnicas de la Ingeniería Informática. Entre estas se destacan la Matemática aplicada, Estadística, Química y Bioquímica, con las que el ingeniero informático soluciona problemas mediante el análisis de datos  o la simulación de sistemas o mecanismos, todos de índole biológica.

El núcleo principal de estas técnicas se encuentra en la utilización de recursos computacionales para solucionar o investigar problemas sobre escalas de tal magnitud que sobrepasan el discernimiento humano.

La Universidad de Ciencias Informáticas, UCI, abrirá para el próximo curso escolar la carrera de Ingeniería en Bioinformática, la cual se estudiará en el curso regular diurno y tiene una importancia estratégica para el desarrollo del país en ramas como la biotecnología.

«Comenzaremos con 60 estudiantes de todo el país, y se accederá a esta a través del mecanismo establecido por el Ministerio de Educación Superior, para el ingreso a la universidad en curso regular diurno, es decir, a través de exámenes de ingreso y el escalafón», explicó la Doctora Ailec Granda Dihigo, decana de la Facultad de Ciencias y Tecnologías Computacionales de la UCI.

«Es una carrera nacional y tendrá régimen interno debido a las características de nuestra universidad. Está dentro del plan de estudios E, por lo cual consta de cuatro años, los dos primeros de integración básica, con asignaturas como Matemática, Química y Física; y luego el de integración profesional, con materias más específicas.

«A partir de tercer año los alumnos comienzan la actividad pre-profesional investigativa, que es la disciplina que garantiza el vínculo con los centros de investigación, BioCubafarma y el IPK, entre otras fuentes empleadoras que han expresado sus necesidades, por lo cual la matrícula se realiza a partir de esos datos y al egreso el empleo está garantizado».

Igualmente subrayó que hay otras asignaturas que permiten la formación integral de los alumnos, como el Marxismo-leninismo, Preparación para la defensa, Historia y Educación física, que forman parte del currículo de estudios, así como el idioma inglés, que tiene las mismas características que en el resto de las carreras; no es curricular, pero se exige el nivel de usuario independiente para recibir el título de graduado.

En este sentido la Doctora Ailec precisó que la UCI posee un Centro de Idiomas, con profesores preparados y medios para la enseñanza, donde los alumnos, según sus conocimientos previos, pueden matricular los diferentes niveles hasta alcanzar el requerido.

«La nueva ingeniería es una especialidad multidisciplinaria y aspiramos a formar a un profesional competente y, sobre todo, comprometido con nuestro país», destacó.

—¿Sólo se estudiará en curso regular diurno?

—Por el momento abriremos solo esa modalidad, aunque existen maestrías y doctorados de Bioinformática que continuarán desarrollándose, en los que participan profesionales de otras especialidades afines que deseen encaminarse hacia esta rama de la ciencia.

En este sentido el máster Mario Pupo Meriño, presidente de la Comisión Nacional de la carrera, explicó que desde que salió la convocatoria ha despertado mucho interés en profesionales que quieren estudiarla como segunda carrera y destacó que por el momento la UCI es la universidad rectora; más adelante quizá se amplíe a otros centros de altos estudios y a otras modalidades de curso.

Pupo Meriño destacó que los centros de investigación del país cuentan con un amplio potencial de personal preparado. «La aspiración es categorizarlos como profesores, convertir los centros en unidades docentes y completar allí la formación de nuestros estudiantes», puntualizó.

Al preguntarle sobre las características de los estudios, Pupo precisó que los jóvenes serán preparados en herramientas interdisciplinarias con base en la Biología Molecular, Química, Física, Matemática e Informática. Poseerán competencias específicas de amplio perfil profesional en el área de la Bioinformática, con un enfoque desde la ingeniería del conocimiento para el desarrollo biotecnológico, químico-farmacéutico, agropecuario y biomédico.

«La Bioinformática es una ciencia enfocada en el uso de software y programas de computadoras para organizar, almacenar y analizar datos e información con el fin de comprender mejor los sistemas biológicos. Es el campo de la ciencia donde la biología, la ciencia de la computación y la tecnología de la información convergen en una disciplina única.

«Para la elaboración de productos de la biotecnología se genera una gran cantidad de datos y el especialista que vamos a formar está preparado para brindar una respuesta con la remodelación computacional. No laborará como un científico solitario, sino que se integrará a un equipo multidisciplinario», precisó.

El máster Mario Pupo Meriño, presidente de la Comisión Nacional de la carrera y la Doctora Ailec Granda Dihigo, decana de la Facultad de Ciencias y Tecnologías Computacionales de la UCI, explicaron las características de la nueva carrera. Foto: Abel Rojas Barallobre

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.