JR Podcast: Después de Irma ¿la calma?

¿Te consideras una persona solidaria? ¿Puso a prueba el huracán Irma tu instinto fraternal? Tras el paso de un evento meteorológico como este, se impone hablar de humanismo. A dicho tema dedicamos hoy nuestro tiempo de radio

Autores:

Ana Isa Vidal Díaz
Lianet Escobar Hernández

Zander Venezia era un joven barbadense que comenzó a darse a conocer en el mundo profesional del surf desde los 11 años y que, a sus 16, era considerado una de las grandes promesas de este deporte a nivel mundial. Sin embargo, el muchacho de Bridgetown nunca más montará una ola, pues el pasado martes encontró la muerte en los poderosos brazos de Irma.

Desafortunadamente, la negligencia es una de las principales causas de muerte tras el paso de huracanes, razón por la cual siempre se alerta a la población cubana aunque exista aquí una amplia cultura «de ciclones». En la Isla, la mayoría de las personas siguen atentamente los partes informativos y se evacúan de forma voluntaria.

[Puede escuchar completo el podcast aquí]

«En Cuba la gente es solidaria por naturaleza. Los vecinos se ayudan desinteresadamente. Nadie nunca se queda en la calle... y hay un nivel de organización muy grande. Pienso que en ese sentido somos un país desarrollado en comparación con otros», afirmaba un transeúnte habanero para nuestro podcast, realizado cuando las primeras lloviznas empezaban a caer sobre La Habana.

El gobierno de la Isla también desempeña un papel primordial.

Por ejemplo, antes de la llegada de Irma a territorio nacional ya se habían evacuado a 36 mil turistas, se habían destinado recursos principalmente para la protección de las instituciones de salud, así como de los medios para la agricultura, la preservación de las cosechas y la recolección de los productos que sirvieran para abastecer al país luego del paso del meteoro y además, se trabajaba para garantizar la vitalidad de los servicios comunicacionales del país.

[Vea nuestras coberturas en vivo de esos días]

«La gente en Cuba es disciplinada y las autoridades hacen un buen trabajo. Según mi experiencia se preocupan mucho por los afectados, se mandan brigadas para resolver los problemas eléctricos lo más rápido posible y se envían materiales de construcción, alimentos. Yo en lo personal ayudaría con una donación si fuese necesario», apuntaba María Esther, otra ciudadana.

«Cuba es un país preparado. Hemos pasado por varios ciclones y gracias a la Defensa Civil se sufre lo menos posible. Por otro lado, el trabajo de los meteorólogos es bastante bueno, en lo particular he tenido la oportunidad de comparar con otros países y son muy efectivos, por eso no soy de los que extrañó al doctor José Rubiera en los partes, porque me considero bastante futurista y progresista y creo que hay que darle paso y oportunidad a los nuevos para que pueda surgir otro Rubiera entre nosotros», argumentaba el joven Yosvani.

La última experiencia de la Isla con un fenómeno de este tipo fue el pasado año, cuando el huracán Matthew, que entró por el extremo oriental de Cuba sobre las seis de la tarde del 4 de octubre y lo abandonó alrededor de la medianoche de ese mismo día, dejó pérdidas por 2 430,8 millones de pesos, según cifras oficiales.

[Vea aquí toda la cobertura de JR al paso del Huracán Mathew]

Conservar la calma, no salir de su hogar hasta que la Defensa Civil y los medios de comunicación consideren el fin de la emergencia y sea seguro hacerlo, evaluar cuidadosamente los daños causados en su hogar, y ayudar y colaborar primero con heridos y atrapados de forma responsable, avisando a las autoridades competentes, forman parte de las medidas que se anunciaron como prioridades.

También se aconseja todavía evitar tocar cables eléctricos caídos, caminar, bañarse y pescar en zonas inundadas y/o de corrientes fuertes; evacuar el agua acumulada en lugares bajos para impedir propagación de vectores y enfermedades transmisibles, consumir alimentos y agua potable hervida y en buenas condiciones, y colaborar con los vecinos y la comunidad para reparar los daños en el vecindario y que todo vuelva a la normalidad.

No por gusto, el secreto del éxito de la Defensa Civil Cubana radica en no reparar en los costos de paralizar la economía del país si fuese imprescindible, o en el traslado de cientos de miles de personas, o los gastos en la alimentación de los albergados. El triunfo radica en priorizar por encima de todo, la vida humana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.