A 57 años de la Declaración del carácter socialista de la Revolución

Un día como hoy, de 1961 el Comandante en Jefe Fidel Castro habló a un pueblo congregado en la céntrica esquina de 23 y 12 en la capitalina barriada del Vedado

Autor:

Juventud Rebelde

Un día como hoy, de 1961 el Comandante en Jefe Fidel Castro habló a un pueblo congregado en la céntrica esquina de 23 y 12 en la capitalina barriada del Vedado.

Era un momento sensible para la Patria, y sus palabras no solo inspiraban a cada cubano en medio de la lógica inseguridad de un ataque, sino que iban también a las víctimas del cruel bombardeo perpetrado la víspera por aviones norteamericanos contra las bases aéreas de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba con el saldo sangriento de siete muertos y más de 50 heridos.

Durante el sepelio a los caídos en defensa de la nación; Fidel Castro proclamó ante el mundo el carácter socialista de la naciente Revolución cubana.

En esa ocasión el Comandante en Jefe expresó «...y que hayamos hecho una revolución socialista en las propias narices de los Estados Unidos, y que esa revolución socialista la defendemos con esos fusiles, y que esa revolución socialista la defendemos con el valor con que ayer nuestros artilleros antiaéreos acribillaron a balazos a los aviones agresores».

La reacción no se hizo esperar, segundos después los fusiles en alto y los gritos del pueblo y los milicianos le reafirmaron la efervescencia de los cubanos, que seguían sus ideas sin titubeos.


Para la madrugada del 17 de abril de 1961 un grupo entrenado, pertrechado y financiado por la Casa Blanca desembarcó por Playa Girón y Playa Larga.

Ante la resistencia de los cubanos en menos de 72 horas los mercenarios fueron aniquilados de manera aplastante, convirtiéndose la invasión a Playa Girón en la primera gran derrota del imperialismo en América Latina.

 

La sangre numerosa

" A Eduardo Carda, miliciano que escribió con su sangre, al morir ametrallado por la aviación yanqui, en abril de 1961, el nombre de Fidel.
 

Nicolás Guillén

Cuando con sangre escribe.
FIDEL este soldado que por la Patria muere, no digáis miserere:
esa sangre es el símbolo de la Patria que vive.

Cuando su voz en pena
lengua para expresarse parece que no halla, no digáis que se calla,
pues en la pura lengua de la Patria resuena.

Cuando su cuerpo baja
exánime a la tierra que lo cubre ambiciosa, no digáis que reposa,
pues por la Patria en pie resplandece y trabaja.

Ya nadie habrá que pueda
parar su corazón unido y repartido.
No digáis que se ha ido
Su sangre numerosa junto a la Patria queda.

Nicolás Guillén, Obra poética, tomo II

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.