La proeza de las columnas invasoras

Un día como hoy, hace 60 años, el Comandante Camilo Cienfuegos y los 82 hombres bajo su mando partieron desde Boca del Salto, en la Sierra Maestra, para reeditar la invasión de Oriente a Occidente

Autor:

Juventud Rebelde

«Se inicia la marcha de las columnas rebeldes, equipadas con las armas conquistadas al Ejército batistiano durante su ofensiva contra el Primer Frente en la Sierra Maestra. Ese día partió del Salto el Comandante Camilo Cienfuegos al frente de la Columna Invasora Antonio Maceo, cuyo propósito era llevar la guerra al extremo occidental del país».

Así recordó el líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz en su libro La contraofensiva estratégica, lo sucedido aquel 21 de agosto de 1958, precisamente el día en que partieron 82 hombres bajo el mando del Héroe de Yaguajay, desde Boca del Salto, en la Sierra Maestra, para reeditar la invasión de Oriente a Occidente.

Entonces la misión de la Columna 2, nombrada Antonio Maceo, era alcanzar la provincia de Pinar del Río e igualar la hazaña que nuestros mambises realizaron en 1895. Tres días antes, el Comandante en Jefe, mediante una orden militar, le había asignado esa encomienda a Camilo.

Ahora, 60 años después, se evocará tan importante suceso de nuestra historia. El mejor tributo de las nuevas generaciones a Camilo y a sus hombres, pero también al Che y su tropa, quienes diez días después, el 31, comienzan la marcha desde El Jíbaro, en el mismo macizo montañoso, con la Columna 8 Ciro Redondo, y similares propósitos.

Ambas columnas cumplieron sus misiones, venciendo el hambre, el frío, el acoso enemigo constante, sin la protección de las montañas. A pesar de las adversidades y las circunstancias, llevaron a su término la especial tarea que les dio el Comandante en Jefe, como él mismo dijo: «Realizaron lo que verdaderamente se puede considerar una proeza».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.