Enfermedades renales crónicas: epidemia silenciosa

 En un contexto mundial donde predominan como principal causa de muerte las enfermedades crónicas no transmisibles, la medicina cubana tiene el reto de que el número de pacientes que necesite la diálisis sea mínimo 

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

Sancti Spíritus.— En un contexto mundial donde predominan como principal causa de muerte las enfermedades crónicas no transmisibles, la medicina cubana tiene el reto de que el número de pacientes que necesite la diálisis sea mínimo y estén bien preparados para ese momento.

Así lo reconoció el doctor Jorge Pérez-Oliva Díaz, especialista de Segundo Grado en Nefrología, durante el 9no. Congreso Nacional de Nefrología, que sesionó en Sancti Spíritus, y donde se expusieron los últimos avances científicos a favor de una mejor asistencia médica a los pacientes afectados de insuficiencia renal aguda o crónica y trasplantados renales.

En tal sentido explicó que la hipertensión, diabetes, obesidad y malos hábitos higiénicos y de vida provocan daños vasculares crónicos, por lo que los riñones se pueden afectar. Agregó que entre las conductas de riesgo identificadas que inciden en la aparición de la llamada epidemia silenciosa están la dieta pobre, la inactividad física, el abuso del consumo de tabaco y el consumo de alcohol.

«A todo ello no escapa, y no podemos verlo como un fenómeno aislado, el envejecimiento poblacional, un fenómeno que en nuestro país aumenta cada vez más», acotó Pérez-Oliva Díaz, y añadió que por ello se insiste en que los 56 servicios de Nefrología del país eleven cada vez más los resultados, pues como tendencia en los últimos años se han registrado cien pacientes por un millón de habitantes.

Tanto Pérez-Oliva Díaz como el profesor mexicano Alfonso Cueto Manzano, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión, insistieron en la trascendencia del trabajo multidisciplinario en la atención primaria de salud para reducir el número de pacientes en las etapas finales.

«Hay que enfocarse en la prevención y el diagnóstico temprano para dar un tratamiento oportuno. Cuba tiene un sistema de salud primario muy fuerte, el cual tiene que explotar mucho más. Los padecimientos nefrológicos se registran entre las enfermedades de alto costo para cualquier sociedad», dijo Cueto Manzano, quien explicó que América Latina posee la tasa de mortalidad más alta del mundo por enfermedad renal crónica.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.