Inauguran galería de arte en provincia cubana de Sancti Spíritus

Un obligado paso peatonal en ese territorio ahora muestra arte, gracias a dos jóvenes miembros de la Asociación Hermanos Saíz

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

En primer plano, Aliosha, a su lado Rafael. Foto: Helena Farfán

El 2007 promete ser un magnífico año para las artes plásticas en la Villa del Yayabo. Y es que es un buen augurio que antes de que finalice la primera quincena del presente mes, Rafael González Pérez (Sancti Spíritus, 1976) y Aliosha Díaz Jiménez (Cienfuegos, 1976) habrán conseguido uno de sus más preciados sueños: fundar la galería de arte rápido El Paso.

No fueron pocos los escépticos que dudaron que estos dos jóvenes creadores, miembros de la Asociación Hermanos Saíz, podrían convertir un lugar que se había transformado en improvisado baño público en un espacio donde podrán exponer no solo quienes pertenecen a la organización que acoge a la vanguardia de los artistas jóvenes cubanos, sino a todo aquel que tenga un proyecto interesante desde el punto de vista estético que mostrar.

Diseñador gráfico y analista de la galería de arte de Sancti Spíritus, así como jefe de la sección de Artes Plásticas de la AHS en la provincia, Aliosha ubica a JR en el sitio donde estará enclavado El Paso: «es un pasadizo subterráneo que se encuentra frente al Hospital de la ciudad. Fue construido en la década de 1980 con el fin de que los peatones transitaran por debajo de la Carretera Central, pero con el tiempo fue perdiendo su funcionalidad y se transformó en un sitio en desuso, un hueco. De hecho, las personas cruzaban la carretera y quedó para cosas muy diferentes a las que se habían pensado».

«Es que al diseñarse la autopista, esclarece Rafael, el tráfico dejó de ser violento, y quisimos aprovechar este espacio muerto en pos del desarrollo cultural de la provincia.

«Nos inspiramos para concebir el proyecto en la cultura underground de los años 60 del pasado siglo en Estados Unidos, que empezó por esta onda subterránea. Decidimos, entonces, crear una galería atípica, porque no pretendemos que el paso deje de funcionar como un especio peatonal.

«La idea es que la gente (por el lugar donde está situado, quien llegue a Sancti Spíritus tiene que pasar por allí) al tiempo que vaya caminando, consuma arte», explica este graduado de la Academia Profesional de Artes Plásticas Oscar Fernández Morera de Trinidad, en la especialidad de escultura.

Aunque este ha sido un anhelo acariciado desde hace algún tiempo por estos muchachos, ya está a punto El Paso, y para ello, según comenta Aliosha, hubo que remozar el techo, colocar las luminarias de galerías y hacer la carpintería de aluminio. Sobre la importancia de la existencia de un espacio así, el también graduado en la Academia de Trinidad apunta: «Para el ciudadano medio es muy difícil acercarse a las galerías: por lo general, cuando programa su tiempo libre no piensa en emplearlo en ir a estos lugares. Sin embargo, de esta manera el arte se infiltrará dentro de su cotidianidad».

En estos momentos, Aliosha, que comenzó en este mundo de manera autodidacta, y que luego se especializó en dibujo, diseño gráfico y pintura, se ha dedicado totalmente al arte digital, «lo mismo desde lo bidimensional como desde lo audiovisual». De hecho, ha participado en varios salones nacionales e internacionales, como el Salón y Coloquio Internacional de Arte Digital que organiza el Centro Pablo en la capital, y la Feria Internacional Arte Clásica, de Buenos Aires, Argentina.

Asimismo ha ganado varios premios y menciones en diferentes eventos. Solo en el 2006 obtuvo el premio Salón de la Ciudad Juan Andrés Rodríguez Paz; y los que otorgan la UNEAC y la Biblioteca Provincial en el XXIV Salón Provincial Oscar Fernández Morera.

«El dibujo siempre ha sido mi constante, aunque uno no deja de experimentar. En los últimos años me he pegado a la fotografía, en la que encontré el modo de expresar todo lo que quiero. Mi línea no está tanto en la técnica como en el concepto de la obra: descubrir la naturaleza humana».

Por su parte, Rafael González desde hace dos años se incorporó al proyecto Volumen y Espacio, de Félix Madrigal y se ha decantado por la cerámica, «a pesar de que no me considero un ceramista, sino un artista que recurre a ella como soporte». Y le ha ido bien. Tanto es así que el pasado año su pieza Plataforma insular le valió el galardón que entregó el Proyecto de Arte del Fuego y la Casa Taller Pedro Pablo Oliva en el Evento Nacional de Cerámica Varadero CERVAR 2006.

Con varias exposiciones personales y colectivas, la obra de Rafael se puede apreciar en la Casa del Prado, Cumanayagua, Cienfuegos, en la Necrópolis de Sancti Spíritus y en el Hotel Plaza, de esa ciudad.

«Estoy tratando de hacer una cerámica diferente, hago una cerámica un poco “brutal” por la textura, agresiva: visual y al tacto. Al mismo tiempo me estoy introduciendo en el papel cerámico que utilizo como un lienzo, y que es una técnica muy antigua».

Pero lo dicho hasta ahora no significa que estos jóvenes se apoderarán de El Paso, como ambos aseguraron a Juventud Rebelde: «En esta galería que acogerá a exposiciones transitorias de diferentes artistas solo hay un requisito principal: y que es el arte que se muestre sea siempre de vanguardia. Mas será, sobre todo, un espacio donde se generen peñas musicales, donde se puedan presentar los grupos de teatro; un espacio donde reine la cultura».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.