Cuerdas de ternura

La Orquesta Juvenil de Guitarra del Conservatorio Guillermo Tomás, de Guanabacoa, tocó este viernes para las madres de la Editora Juventud Rebelde

Autor:

Patricia Cáceres

Las cuerdas de la Orquesta Juvenil de Guitarra del Conservatorio Guillermo Tomás, de Guanabacoa, muestran cuán promisorias son las vetas musicales de esta tierra, sobre todo si discurren entre las bondades de un sistema de enseñanza artística no pocas veces sorprendente.

Las madres de la Editora Juventud Rebelde pueden atestiguarlo desde este viernes, cuando en una actividad cultural organizada en su honor en la Galería Francisco Vázquez, se sintieron elevadas por esas armonías, tiernas y sublimes.

La música clásica aderezó el espectáculo. Bajo la batuta del Maestro Esteban Campuzano Valdés, 11 instrumentos hilvanaron cinco fragmentos de reconocidas piezas musicales.

De esta forma, brotaron los primeros movimientos del Concierto en Do Mayor, de Antonio Vivaldi, y de Pequeña serenata nocturna, de Wolfgang Amadeus Mozart; la célebre composición de Rafael Hernández, Cachita, La gata golosa (anónimo colombiano), y La Malagueña, de Ernesto Lecuona.

Los muchachos de tercer año de nivel medio de guitarra de la escuela de música capitalina cuentan en su aval presentaciones en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, el teatro Amadeo Roldán y el Museo Nacional de Bellas Artes. La gala en JR es un regalo a todas las madres cubanas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.