Comenzó el Festival Elsinor

Esta nueva edición retoma su vocación competitiva y se abre a la participación de artistas diversos, reunidos en torno a la Asociación Hermanos Saíz, o a universidades y academias de arte

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Desde hace tres años, el Festival de las Artes del ISA ha llegado a la reconocida casa de altos estudios para aunar los más antiguos y los más cercanos certámenes que, independientemente de sus años de existencia, tienen un denominador común: más que competir y ganar, propiciar espacios que posibiliten el intercambio enriquecedor y el aprendizaje, la saludable retroalimentación, y hacer más visible la obra de quienes mañana conformarán la vanguardia artística cubana. Así lo ve Michel Cruz Hernández, presidente del comité organizador del Elsinor, entre los más antiguos.

Y justamente este lunes comenzó el Festival Elsinor, uno de estos eventos que, coordinado y organizado por los mismos estudiantes, se ha encargado, como sucedió en sus inicios durante la década del 80, de nuclear «otros jóvenes, tan inconformes y capaces como los primeros, quienes apuestan por devolverle su antiguo vigor», como enfatiza Osvaldo Cano, decano de la actual Facultad de Artes Teatral de la Universidad de las Artes.

«Esta nueva edición retoma su vocación competitiva y se abre a la participación de artistas diversos, reunidos en torno a la Asociación Hermanos Saíz, o a universidades y academias de arte (como las de Santiago de Cuba y Camagüey). Asimismo ha querido contar con la complicidad de destacadas figuras del arte cubano contemporáneo, e internacional, y tratar de convertirse en animador de la capacidad creativa de los nuevos artistas».

Luego de un martes que convocó a un encuentro con la Cátedra de teatro para niños y de títeres Freddy Artiles; al panel teórico El «escenario social» como espacio de subversión; y a la primera Jornada de investigación..., hoy, desde la mañana, iniciarán los

talleres, entre ellos: Juego de máscaras (para actores y diseñadores), Improvisación actoral, diseño de carteles y telones. Se anuncian, además, una conferencia magistral (Qué representa el teatro, a cargo del investigador español José Luis García Barriendo), el panel Nociones de espacialidad en la escritura dramática, y se dialogará sobre las publicaciones teatrales en la Isla.

También por estos días continúa desarrollándose el Musicalia 2012, que responde a la Facultad de Música. Su apertura recayó en la Orquesta Sinfónica del ISA, adjunta al Lyceum Mozartiano de La Habana, bajo la dirección de José Antonio Méndez Padrón. De lujo fue el programa que se escuchó en el Oratorio San Felipe Neri, conformado por las piezas al estilo de Te deum (Joseph Hayden), interpretado por el coro que conduce Ivette Portuondo; preludios de Chopin, defendidos por el laureado pianista Fidel Leal, ganador de la pasada edición de este festival, y el Concierto No. 20 Kv. 488 en Re menor para piano y orquesta, de W. Amadeus Mozart.

Aún restan algunos concursos en Musicalia 2012 (contrabajo, Musicología y Pedagogía y Psicología musical), además de talleres de percusión, Música antigua, Armonía en el jazz, las premiaciones y el esperado concierto final.

Ya para esta fecha finalizaron el XIII Festival Imago y el más joven de todos: Marcapasos, organizado por la Facultad de Arte Danzario. En este último, más allá de los resultados del concurso coreográfico, se han destacado, desde que naciera hace tres años, las presentaciones artísticas de estudiantes y la presencia de reconocidos maestros como la coreógrafa y teórica mexicana Hilda Islas, y sus coterráneos Rafael Zamarripa, director del Ballet Folclórico de la Universidad de Colima, y Ana Lilia Chaparro, especialista en expresión corpórea.

Por su parte, el Imago, que acoge la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA), recibió 137 obras, entre las que sobresalió Sobre el concepto de historia, de Clara Albinati, merecedora del Gran Premio Imago, así como del lauro correspondiente a mejor dirección.

También resultaron recompensados en las diferentes categorías: Honor al mérito, de Pablo Belaubre (Ficción); Ciudad del hip hop, de Carlos Rafael Betancourt y Oscar Ernesto Ortega (Documental y Producción); Juego de niños, de Celia Suárez Fernández y Liz Falcón (Spot); así como Scriptura et Arts, de Celia Suárez Fernández y Fe, de Héctor David Rosales (Corto de un minuto). De igual manera se distinguió el guión de Ana A. Alpízar (Alumbrones) y la fotografía de Camilo Soratti (Alter Ego).

En aparente tranquilidad, la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad de las Artes, no ha dejado de presentar, desde la apertura misma del Festival, tres llamativas muestras, mientras profesores y alumnos se preparan con fuerza para la venidera XI Bienal de La Habana.

Los interesados todavía están a tiempo de apreciar sendas muestras de dos estudiantes de 5to. año: la argentina Ana Laura Tamburini con su Monotipiando, a partir de su experiencia con niños de la Escuela Especial José Aguilera Maceiras, como parte del proyecto Romerillo en el ISA; y Lisandra Ramírez Bernal con el proyecto Coco; además de la exposición colectiva Grabado en la memoria, que recuerda los 35 años de fructífera vida del taller de esa especialidad en la Universidad de las Artes de Cuba.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.