El rostro joven del jazz fusión - Cultura

El rostro joven del jazz fusión

Leyssy O´Farrill & In-Fusion Jazz, una banda para recordar

Autor:

Frank Padrón

Entre las bandas del patio que cultivan con mayor originalidad un tipo de jazz que amalgama otras corrientes musicales aparece una que lo anuncia desde su nombre: Leyssy O´Farrill & In-Fusion Jazz, aludiendo al de su directora seguido por las características fundamentales del proyecto.

Pero si en otras agrupaciones ciertos «bautizos» no trascienden el alarde, en el caso de estos jóvenes se trata de una correspondencia real entre el sintagma y lo que este significa, además, con auténtico conocimiento de causa.

Así han podido confirmarlo quienes hemos asistido a algunas de sus presentaciones, como una de las más recientes en la sala Bellas Artes u otras en el Pabellón Cuba, el Sauce, la Fábrica de Arte Cubano o el Centro Cultural Bretch, por solo mencionar algunas, sin olvidar su presencia sistemática en El Tablao del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

Su directora, Leyssy, es alguien que a pesar de su juventud tiene un impresionante currículum: graduada en nivel medio de piano, también incursiona en el audiovisual, mientras completa estudios en tales especialidades; tras integrar proyectos como la aplaudida agrupación Canela y el quinteto de Jazz Santo Tomás Conection, fue elegida como piano conductor en la aplaudida coproducción Habana-Broadway Rent y ha participado en intercambios culturales con varios países, entre ellos Estados Unidos.

Tanto en sus composiciones y arreglos como en su ejecución pianística (la cual ejerce un sentido rector sobre el grupo, al que se integra coherentemente), la joven músico despliega un concepto novedoso; por ejemplo: sus audaces glissandos conectan el jazz con otros ámbitos musicales (como la trova, el rock o el funk, entre otros que a simple vista —u oído— parecieran incompatibles).

Pero si Leyssy es un porciento elevado de In-Fusion Jazz, no quedan detrás sus compañeros: Carlos Ángel Valdés Carbonell aporta esos comentarios vocales, de tanta fuerza lúdicra, que en el jazz son sencillamente imprescindibles; el baterista Daniel Sánchez confiere la médula percutiva de un repertorio donde el ritmo desempeña un rol insustituible, mientras Ernesto Madan (saxofón alto) se luce en jimmicks y laberintos armónicos tan complejos como virtuosos.

En varios de sus conciertos, la banda ha invitado a colegas no menos destacados, entre ellos Sergio Jiménez y Regino Chapman (ambos saxtenor), Omar González (bajo), Roberto Sarrias (congas) y Lilian Trujillo (coros), quienes han ensanchado la plataforma musical del ensemble.

Temas desgranados en sus conciertos (desde el inicial A pesar de… hasta uno de los más recientes: En lo que baja la musa) hay ya suficientes para descubrir un estilo, una manera de hacer que distinguen a Leyssy y sus muchachos no solo dentro del panorama jazzístico insular, sino dentro del pentagrama todo.

Entre ellos, el que da título a esa más reciente presentación delata mixturas que atraviesan con gracia e imaginación las relaciones del jazz con la tan criolla timba, entre otros ritmos que esa «musa traviesa», recordando a Martí, logra amalgamar eficazmente, sin apenas deslindar las especificidades; A Lucía tributa un merecido recuerdo a la inolvidable multinstrumentista de apellido Huergo, quien hace poco nos abandonara: en esa pieza retozan algunos guiños que recuerdan la música de la notable compositora y arreglista.

Mima y Pipo se mueve en los linderos del danzón, rico género sobre el que nunca resultan suficientes los esfuerzos para el rescate y la reentronización; In-Fusion Jazz nos lo devuelve desde una perspectiva contemporánea sin descuidar la esencia de su autoctonía.

Pinar: noviembre 10, 2012 es un tema íntimo, de mucha sensibilidad, mientras Otra parte de mí permite al vocalista Carlos Ángel mostrar sus dotes no solo interpretativas sino letrísticas.

Gravity, por su parte, es ideal para el cierre de las actuaciones: explosivo, polirrítmico, de grandes posibilidades de lucimiento para los músicos en sus diferentes roles.

Leyssy O´Farrill & In-Fusion Jazz apenas comienzan; hay mucho sin dudas para aportar y disfrutar, en este caso por parte de quienes decidan si aún no lo han hecho convertirse en seguidores de su labor. Lo conseguido hasta aquí es suficiente credencial para no perderles la pista.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.