Los lectores opinan sobre la Serie Nacional de Béisbol

Sugieren elevar a 120 el número de juegos de la temporada beisbolera cubana

Autor:

Raúl Arce

Yosvany Fonseca prolongó la buena racha de Matanzas. Foto: Alex Castro Mandy Quesada, un lector que nos escribe sin más señas, nos dice que se entusiasmó tanto con la serie entre Industriales y Villa Clara, sobre todo con el juegazo que dieron el pasado domingo, que se propuso la difícil meta de tener una gorra de su equipo preferido. «Qué hermoso se vería un estadio mitad azul y mitad naranja, cuando de este partido se trate. Una gorra le dura al aficionado dos o tres temporadas y no gasta más de 30 centímetros cuadrados de tela», opina.

Le explico a Mandy que ya la Dirección de Propaganda del INDER nos respondió que se trabaja para satisfacer esta expectativa.

Benjamín Marcheco Acuña, abogado, consultor jurídico de la Escuela Formadora de Trabajadores Sociales de Santiago de Cuba, considera que «debe mantenerse el límite de 100 envíos, pero el lanzador debería poder continuar si el juego estuviera empatado. Por lo menos hasta los 125 envíos como máximo».

A Marcheco me complace reproducirle el inciso D del reglamento: «El lanzador que esté imponiendo un récord podrá sobrepasar la cifra de 100 lanzamientos y finalizará su actuación con el bateador que le interrumpa el récord que esté imponiendo».

Yohani Luis Carrazana, administrador de Red de la Sucursal 3451 del BANDEC en Matanzas, pregunta si se puede asignar la tela a cada provincia para que haga sus propios uniformes, siempre cumpliendo con reglas, claro está, porque sería de muy mal gusto ver a Villa Clara con un traje rojo o azul».

A Carrazana puedo responderle que los uniformes que usted ve fueron sugeridos por cada provincia.

«La estructura debe ser todos contra todos, y que clasifiquen los ocho primeros —sean de la zona occidental, o de la oriental— y los play off se jugarían con el primero contra el octavo, el segundo contra el séptimo, el tercero contra el sexto, y el cuarto contra el quinto» es el criterio de Alberto Luberta Martínez.

Y añade Luberta que «de ahí en adelante todo seguiría como hasta ahora. Cuando había una estructura en que cada equipo jugaba más con los de su grupo era igualmente injusto, pero menos ilógico, ahora que se juega todos contra todos no tiene sentido».

Todos podemos opinar, pero en mi caso, Luberta, votaría por no remover el actual formato.

Roberto Rodríguez García, de Santa Clara, sugiere «aumentar la cantidad de juegos por lo menos a 120, porque en las ligas más importantes se juega esa cantidad.

«Además, Villa Clara debería —como hace rato están pidiendo los aficionados— pasar a la zona occidental. También los dos equipos que ocupen las últimas posiciones deberían descender a otra división, pudiera ser la segunda categoría, y campeón y subcampeón de esa liga ascender a la Serie Nacional. Y el juego de las estrellas debería decidir por donde se inician los play off».

Creo, Roberto, que 120 pleitos serían agotadores bajo nuestro clima, y que meterían el calendario de lleno en la época de lluvias.

Finalmente, el lector Dariel Santana Sotomayor, residente en Manzanillo, Granma, felicita a Metropolitanos por mejorar su marca de victorias del año pasado, y está «seguro de que si en un período de tiempo no se les desaloja ningún pelotero, estará en la pelea por la clasificación. Una muestra de ello es que este año se ha enfrentado de tú por tú a equipos consagrados».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.