Industriales aumenta su ventaja en occidente y Villa Clara gana el primer juego del oriente

En las semifinales de la Serie Nacional de Béisbol, Industriales superó holgadamente 8-2 a La Habana, mientras Villa Clara venció en apretado 2-1 a Ciego de Ávila

Autor:

Juventud Rebelde

Con gran trabajo del mundialista Freddy Asiel Álvarez y un empujoncito de los árbitros, Villa Clara superó anoche a Ciego de Ávila y se encarriló en la semifinal beisbolera. Mientras, Industriales hirió de muerte a La Habana con un zarpazo de Alexander Malleta.

Los villaclareños pasaron un gran sofocón frente al supersónico Vladimir García, quien apeló a su recta de hasta 98 millas y disertó en un estadio Sandino repleto de punta a cabo. Sin dudas, el muchacho demostró «pantalones», porque no es fácil ignorar 20 000 gargantas gritándote todo el tiempo. El mérito es mayor cuando defiendes a un equipo atormentado por los fantasmas.

En concreto, de poco sirvieron los cambios realizados por el mentor villaclareño Eduardo Martín, quien movió su alineación en busca de ofensiva. Esta vez colocó al zurdo Andy Zamora en el segundo turno y ascendió a Ramón Lunar al tercero. Además, Pestano asumió el quinto puesto, Dian Toscano el sexto y Yuniet Flores bajó al noveno.

Sin embargo, solo conectaron tres hits, pues la ansiedad los castigó mientras pasaban los innings. Pero la luz llegó en el séptimo episodio, cuando el árbitro de home se puso exquisito y casi saca de quicio a Vladimir. Así, Pestano recibió un boleto literalmente gratis.

Ahí Martín desechó el sacrificio y Toscano quedó con la carabina al hombro. Luego, el piloto villaclareño soltó a Pestano para segunda, con Yandris Canto en conteo de 3-1, y el veterano receptor llegó con vida a la intermedia.

Finalmente, Vladimir boleó a Canto y después permitió un hit por el cuadro de Aledmis Díaz. Entonces Roger Machado trajo al zurdo Maikel Folch, con la cara hinchada y tres bateadores siniestros por delante.

Martín contraatacó con Yulexis La Rosa como emergente, pero este falló en «palomón» a segunda base. Les confieso que me hubiera gustado un squezze play con Yuniet Flores.

Parecía un cubo de agua fría, pero Folch perdió la zona y transfirió a Leonys Martín. El empate llegó «de caballito», porque ser relevista es un arte y aquí no acabamos de entenderlo.

A continuación vino la catástrofe, cuando Andy Zamora pegó un roletazo saltarín por el campo corto, Yorbis Borroto buscó el out en segunda base y el señor árbitro decretó quieto a Leonys Martín.

Fue una jugada cerradísima, pero el sentido común aconsejaba «cantar» out y dejar las cosas como estaban. No hubiera pasado nada por eso.

Sin embargo, alguien dijo una vez que el sentido común es precisamente el menos común de los sentidos, y perdónenme ahora la repetición de palabras.

Enseguida se desató la protesta y Ciego perdió mucho más que un partido. Fue expulsado el zurdo Maikel Folch y esta noche Roger Machado tendrá que tirar los caracoles.

De todas formas, debemos destacar la excelente labor de Freddy Asiel Álvarez, todo el tiempo en el montículo, con nueve ponches. Su único pecado fue enseñarle un «caramelo» a Yoelvis Fiss, quien lo castigó con jonrón en el cuarto capítulo.

Ahora Villa Clara tiene el play off en bandeja, aunque se hablará mucho de esta jugada en segunda. ¿Cómo la vio usted?

Malleta enterró a La Habana

Un jonronazo de Alexander Malleta, con las bases llenas frente a Jonder Martínez, le bastó a Industriales para vencer de nuevo a La Habana y poner de su lado la semifinal occidental.

Como el día anterior, el partido comenzó cerrado, con un buen duelo de lanzadores entre el derecho habanero Miguel Alfredo González y el zurdo capitalino Ian Rendón. Incluso, los vaqueros iban delante 2-1 después de cuatro entradas.

Pero en el quinto episodio aflojó Miguel Alfredo y los leones cogieron calentura. Así, Malleta se tragó a Jonder con un zarpazo. Hacía rato que el cuarto bate azul buscaba un asidero como este.

No hizo falta nada más. En lo adelante caminó sin problemas el relevista Frank Javier Menéndez y el equipo azul regresa a casa con la tarea sobrecumplida.

Algunos hablan ya de «pollona», así que el Latino será una olla mañana por la tarde. Veremos si los vaqueros pueden salir del trance.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.