La prueba de fuego

El Gran Maestro cubano Lázaro Bruzón enfrentará este viernes al trebejista que lidera el Campeonato Iberoamericano de Ajedrez, el peruano Julio Granda

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Inmerso en una batalla ya victoriosa —teniendo en cuenta el tremendo aumento de su ELO a pocos días de la actualización del ranking de la FIDE—, el Gran Maestro (GM) cubano Lázaro Bruzón entabló este jueves su segunda partida, esta vez frente a su homólogo español Iván Salgado (2621), durante la fase final del Campeonato Iberoamericano de Ajedrez, con asiento en Quito, Ecuador.

Las hostilidades concluyeron tras 30 movidas de una apertura Española, con «cara» de armisticio desde las primeras jugadas.

Para el cinco veces campeón de la Isla, este fue su segundo empate en la etapa definitoria, después de acordar la paz el miércoles con piezas blancas ante el GM mexicano Manuel León Hoyos (2569).

Ahora el GM peruano Julio Granda (2640) domina la lid con 1,5 rayas, gracias a su victoria de hoy frente al brasileño campeón defensor Gilberto Milos (2593). Después se ubica Bruzón con un punto.

En el otro duelo se abrazaron sin miramientos el azteca Hoyos y el carioca Rafael Leitao (2623), dueños de una unidad per cápita y ocupantes de los puestos tres y cuatro, respectivamente. El único exponente europeo con vida en el grupo principal marcha quinto (una raya) y el actual monarca cierra la tabla (medio punto).

La prueba de fuego para el cubano debe llegar hoy cuando enfrente al líder de la justa. En los otros cotejos Milos se las verá con Leitao y Hoyos rivalizará ante Salgado.

Así, el tunero continúa luchando no solo por llevarse el título del torneo, sino por igualar y superar el record de coeficiente nacional (2730), en poder de Leinier Domínguez. Claro, para ello precisa acumular cuatro puntos de cinco posibles, así que tendría que ganar las tres partidas restantes.

De cualquier forma, en esta fase definitoria del certamen las exigencias matemáticas (de acuerdo con las unidades por encuentros ganados, perdidos o empatados) no son tan elevadas debido a la calidad de los rivales, pues el ELO promedio es de 2623, muy superior al de la primera etapa, donde había contrincantes con 2300 y menos.

Entonces, según los cálculos, ganando solo una partida y entablando el resto nuestro representante solo perdería una unidad.

En cambio, de imponerse Bruzón en dos ocasiones estaría igualando el ELO en vivo de Leinier (2724 después de su desempeño en la Liga rusa de Clubes) y podría salir  por delante del ídolo de Güines, pues concluiría el trimestre con más partidas disputadas.

No obstante, la pregunta que asalta a todos los amantes del juego ciencia es: ¿podrá mantener este paso frente a rivales de 2700?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.