Desde mi butaca se ven las estrellas

Como cada año, Juventud Rebelde escoge a su equipo ideal a lo largo de la temporada beisbolera

Autor:

Juventud Rebelde

Aunque en este momento los play off acaparan toda la atención, le propongo un breve recuento de quiénes han sido los mejores jugadores en cada posición desde el inicio de la temporada beisbolera. A fin de cuentas, pronto habrá que echar la vista atrás para armar la preselección nacional de cara a los principales eventos internacionales.

En la receptoría, votamos por el tunero Yosvani Alarcón, cuyo average de 314 fue superior al del villaclareño Ariel Pestano (303) y al del mayabequense Danger Guerrero (301). Aquí contamos a los que acumularon 200 o más comparecencias al bate.

Alarcón conectó 111 hits, anotó 52 carreras e impulsó 56. Además, acumuló 39 extrabases (21 dobles, tres triples y 15 jonrones).

El otro receptor que superó el centenar de hits fue el espirituano Yenier Bello (102), pero tuvo un average discreto (274). Algo similar le ocurrió al capitalino Lisbán Correa, quien bateó 273 aunque despachó 16 jonrones.

En primera base no hay mucho que discutir, con la tremenda temporada de José Dariel Abreu. El cienfueguero acarició la llamada «triple corona», pues fue líder de los bateadores (394), segundo en carreras impulsadas (99) y segundo en jonrones (35). En estos casilleros solo resultó superado por el jardinero granmense Alfredo Despaigne.

Entre los camareros votamos por el santiaguero Héctor Olivera, quien lamentablemente se perdió 36 partidos de su equipo por una lesión. De todas formas, mientras jugó, acumuló un average de 341, con 17 jonrones, 42 carreras impulsadas y 48 anotadas.

Otros que batearon bastante fueron el granmense Rafael Hidalgo (329), el capitalino Juan Carlos Torriente (327), el artemiseño Dayán García (322), el yumurino José Miguel Fernández (317) y el tunero Ernesto Felipe Lalana (317).

Pero Olivera tuvo un coeficiente de rendimiento integral (JAS) de 449 y el segundo en su posición fue Fernández con 368. ¿Qué les parece?

En la antesala nos inclinamos por el espirituano Yulieski Gourriel, quien tuvo un coeficiente JAS de 453, superior al del matancero Yurisbel Gracial (422) y al del capitalino Rudy Reyes (371). Por cierto, el cuarto en la lista es el santiaguero Luis Yander La O (354), una de las revelaciones del campeonato.

Yulieski bateó 324, menos que Gracial (328), Rudy (353) y Luis Yander (335), pero el espirituano pegó 22 jonrones e impulsó 85 carreras, tercero del campeonato en ambos departamentos.

Cerramos el cuadro con los torpederos, donde por JAS ganó la pelea el tunero Alexander Guerrero (397), por delante del villaclareño Aledmis Díaz (371), el cienfueguero Erisbel Arruebarruena (366) y el holguinero Yordan Manduley (335).

Sin embargo, nuestro voto es para Manduley, quien tuvo un average de 351 (Guerrero se quedó en 290), con ¡130 hits! Además, anotó 50 carreras y empujó 58.

Para rematar, el holguinero remolcó a 47 corredores en posición anotadora (Guerrero a 24) y en 25 ocasiones impulsó el empate o la ventaja de su equipo.

El jardín izquierdo tiene un solo nombre: Alfredo Despaigne, pues el cañonero granmense bateó 326 y terminó como líder en jonrones (36) y carreras impulsadas (105). Su JAS fue de 513, muy superior al del espirituano Frederich Cepeda (426) y al del yumurino Ariel Sánchez (360).

En el jardín central nuestro voto es para el matancero Guillermo Heredia, otra de las revelaciones de la temporada. Su JAS fue de 409, por delante del villaclareño Ramón Lunar (390) y del guantanamero Giorvis Duvergel (375).

Heredia bateó más que nadie en su posición (343), con 125 hits, 91 carreras anotadas y 52 remolques. Terminó con 38 extrabases (19 dobles, nueve triples y diez jonrones).

Asimismo, en el jardín derecho votamos por el avileño Rusney Castillo, quien le ganó una tremenda batalla al santiaguero Alexei Bell. Otros que estuvieron muy bien fueron el yumurino Yadiel Hernández y el capitalino Irait Chirino.

Castillo bateó 332 (Bell 327), con 125 hits (Bell 91), 80 carreras anotadas (Bell 66), 66 impulsadas (Bell 69) y 46 extrabases (Bell 37). Además, el avileño robó 22 bases (Bell 16).

Como bateador designado elegimos al tunero Danel Castro, cuyo JAS de 393 fue superior al del granmense Ramón Tamayo (375), el avileño Isaac Martínez (340) y el capitalino Serguei Pérez (339).

Danel tuvo un altísimo average de 370, con 117 hits, 73 carreras impulsadas y 50 anotadas. Además, conectó 12 dobles y 15 jonrones.

A la hora de escoger a los mejores lanzadores derechos, dos nombres saltan a la vista: el espirituano Ismel Jiménez y el avileño Vladimir García.

Votamos por Ismel, atendiendo a sus 17 victorias, tres más que Vladimir. No obstante, el avileño tuvo mejor efectividad (1,71 por 2,48) y los contrarios le batearon menos (201 por 245).

Entre los zurdos también hubo un pulso cerrado entre el villaclareño Robelio Carrillo y el granmense Leandro Martínez, pero este último ganó cinco juegos más (11 por seis) y por ello le otorgamos el crédito. Ambos archivaron cuatro derrotas.

De todas formas, al villaclareño le batearon menos (234 por 280) y estuvo ligeramente mejor en el promedio de carreras limpias (2,53 por 2,62).

El relevista de nuestro equipo de estrellas es el holguinero Pablo Millán Fernández, líder en efectividad con apenas 1,52 carreras limpias permitidas por partido. En total acumuló siete victorias y cuatro derrotas, con 18 juegos salvados. Los rivales le batearon solo 197.

Guantes de oro

A la defensa, ningún otro receptor fue mejor que Danger Guerrero. El mayabequense cometió solo dos errores y tres pass ball en 377 lances, para un average de 995.

Danger actuó en 83 partidos y 643,2 entradas. Le robaron 28 bases y capturó a 30 corredores en el intento.

En primera base el único candidato es el guantanamero Yoenni Southeran, quien no pifió en toda la temporada. Participó en 83 partidos (690,1 entradas) y tuvo 815 lances.

El guante de oro en la intermedia se lo otorgamos al pinero Andy Ibáñez, con solo cuatro errores en 88 partidos (651 entradas y 476 lances). Su average fue de 992.

En la antesala brilló el avileño Raúl González, aunque justo ahora todo el mundo se acuerda de su error garrafal en el cuarto partido del play off contra Las Tunas. Pero la historia anterior fue otra.

Durante la temporada regular, Raúl González cometió 13 errores, pero los demás estuvieron peor en la esquina caliente. El antesalista avileño disputó los 96 partidos de su equipo y acumuló 430 lances en 822 innings.

También jugó los 96 choques el torpedero holguinero Yordan Manduley, único pelotero que este año elegimos como el mejor en su posición, tanto a la ofensiva como a la defensa. Cometió siete errores en 479 lances (678,1 entradas).

En la pradera izquierda escogimos al villaclareño Yuniet Flores, quien falló una sola vez en 111 lances. Participó en 86 partidos y salió al campo en 718,1 innings.

El mejor guardián del bosque central fue el capitalino Stayler Hernández, con cuatro errores en 91 partidos con Metropolitanos (774,2 entradas y 250 lances).

En cambio, en el jardín derecho elegimos al villaclareño Andy Zamora, con una sola pifia en 90 juegos (743,1 entradas y 177 lances).

Desde la colina, el lanzador granmense Alberto Soto no falló en 52 lances al campo, aunque un error suyo contribuyó a la derrota de su equipo en el tercer juego del play off contra Villa Clara. Así es la pelota, como el amor, donde todos tenemos el tejado de vidrio. ¿Qué me dicen?

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.