¿Misión imposible?

Algunos de los atletas cubanos que asistirán a los venideros Juegos Olímpicos pelearán contra molinos y gigantes

Autor:

Daniel Palacios

Su mirada «habla», es la de quien se sabe entre los elegidos de la historia deportiva para estar en unos Juegos Olímpicos. Converso con un joven orgulloso y pletórico de metas e ilusiones, aunque reconoce lo inmenso de la tarea y el gran esfuerzo que debe hacer para cumplir con sus exigencias personales.

Raydel Acea Morales, a sus 22 años, se siente el cienfueguero más feliz de la Tierra y con una responsabilidad tan grande como jamás imaginó.

«Desde que me inicié, a los siete años, en el atletismo tuve este sueño, o al menos parte de él, pues mi mayor meta es tener una medalla», comenta.

Especialista en 800 metros, Acea formará parte de la estafeta larga (4x400 metros) junto a Noel Ruiz, William Collazo y Omar Cisneros, evento en el que Cuba ostenta un tiempo de 3:00.43 minutos, logrado en Barquisimeto, Venezuela, la tercera mejor marca de la actual temporada.

Ese tiempo solo es superado por el de la cuarteta de la Universidad de la Florida (3:00.02) y el equipo rojo en los trials estadounidenses (3:00.15) en Filadelfia.

«Con ese resultado podemos aspirar, al menos, a estar en la final. Hay que contar con nosotros, porque nos estamos preparando muy bien y los tiempos nos ponen en la delantera de lo que se está haciendo actualmente en el mundo», dice.

«Técnicamente estamos trabajando fuerte, porque los relevos cubanos siempre han tenido problemas en los cambios. Hasta hoy vamos bien acoplados y con un ánimo tremendo para enfrentar este reto», continuó.

«Para estar a tope tenemos que correr mucho individualmente, porque así ganamos en seguridad y potencia para los tramos. Estamos decididos a devolver a Cuba la fuerza en los relevos que siempre tuvo».

«Me falta mucho por mejorar como atleta, y Londres no es el límite de mi carrera».

Raydel Acea está entre los atletas más jóvenes de la delegación, y es un prospecto a corto plazo para el atletismo de la Isla.

De Minas a Londres

Cuando «Robertico» empezó en el béisbol, nunca imaginó que su costumbre de corretear a toda hora le iba a cambiar la vida, y menos que iría a unos Juegos Olímpicos, pero no con un bate en la mano.

Este espigado camagüeyano, del municipio de Minas, despuntó como uno de los principales prospectos de la velocidad en Cuba, un área con más penas que glorias desde hace mucho tiempo.

Roberto Skyers se especializó en 100 y 200 metros planos, y hoy forma parte de la delegación atlética a la cita de Londres 2012.

¿Pelotero en tus inicios?

—Un gran por ciento de los deportistas cubanos nos iniciamos en la pelota y yo no soy la excepción. Comencé en la categoría 7-8 años, pero ya en quinto grado tuve que definir y el atletismo me gustaba más.

¿Qué se necesita para mejorar la velocidad en Cuba?

—Algunos de los atletas históricos en estas modalidades dicen que hay que correr medio fondo en la preparación, y es algo que ahora no se hace. Se debería retomar eso, pues te da más capacidad de trabajo y resistencia en la carrera corta, aunque veo bueno el entrenamiento actual. De todas maneras, un mayor roce con los mejores corredores del mundo es necesario para elevar los resultados.

¿Cómo se siente llegar a los Juegos Olímpicos?

—Ha sido lo mejor que me ha pasado en mi vida deportiva. Todo atleta sueña con estar en un evento como ese, y clasificar para medirme con los mejores del mundo es algo maravilloso.

¿Pronósticos para Londres?

—Hasta el momento tengo 20.24 segundos en los 200 metros, un tiempo que puedo mejorar, porque sé dónde están mis defectos y qué debo hacer para bajar. Quizá en poco tiempo pueda superar la barrera de los 20 segundos. En Londres voy a competir contra mí y no miraré a los rivales para hacer un buen trabajo. Llegar a la semifinal allí sería un paso importante, después de eso puede pasar cualquier cosa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.