Ya viven los juegos (+ Fotos)

Bajo una fina llovizna, a las nueve de la noche se inició la gran gala inaugural y el cineasta Danny Boyle tuvo tres horas para cautivar al público, como hizo con la película Slumdog Millionaire

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES.— Aunque el día amaneció gris, al más puro estilo londinense, la noche del viernes resultó tan espectacular como se presagiaba y los Juegos Olímpicos quedaron inaugurados felizmente en esta ciudad. El espectáculo de apertura fue impresionante y todos salimos del estadio con la misma sensación que tuvimos hace cuatro años en Beijing: será un evento grandioso.

Tras la «previa» de 45 minutos en la instalación, bajo una fina llovizna, a las nueve de la noche se inició la gran gala inaugural y el cineasta Danny Boyle tuvo tres horas para cautivar al público, como hizo con la película Slumdog Millionaire. Otra vez el hombre mostró su talento y recreó magistralmente algunos pasajes de la historia del Reino Unido —campiña, revolución industrial, segunda guerra mundial—, partiendo de La Tempestad, de William Shakespeare.

Para ello contó con 15 000 voluntarios y la fusión de mucha música británica, desde Rolling Stones hasta Amy Winehouse. En diferentes momentos se sumaron a la ceremonia varios ídolos de la gente en el Reino Unido, como Paul McCartney —interpretó Hey Jude, canción antológica de The Beatles—, los actores Kenneth Branagh y Rowan Atkinson (Míster Bean), la escritora J.K. Rowling (creadora de Harry Potter) y el futbolista David Beckham.

En la tribuna se sentó casi un centenar de jefes de Estado o de Gobierno y ante ellos desfilaron las 204 delegaciones que competirán aquí, incluida la cubana, vestida de amarillo y negro. Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional, pronunció su discurso de protocolo, aunque no se aventuró a decir que serán los mejores Juegos de la historia.

Luego, la reina Isabel II inauguró oficialmente los Juegos. Por último, el misterio terminó y fueron siete jóvenes atletas quienes encendieron el fuego olímpico por diferentes puntos, que se unieron en el aire hasta formar un sugerente pebetero en el mismo centro del estadio. Pero allí no puede quedarse, ¿o sí?

En fin, ya viven los Juegos y tendremos dos semanas alucinantes a partir de ahora.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.