Mendieta quedó satisfecho

Juventud Rebelde conversa con Julio Mendieta, jefe de entrenadores de la lucha libre, acerca del cuatrienio olímpico que concluirá con la cita de Río de Janeiro 2016, y acerca de las perspectivas de sus discípulos

Autor:

José Luis López

CIEGO DE ÁVILA.— Imbuida en pos de mejorar los resultados competitivos en este nuevo cuatrienio olímpico que concluirá con la cita de Río de Janeiro 2016, la lucha libre cubana acaba de desarrollar su campeonato nacional en esta ciudad. Aquí, entre tackles, viradas y supplés, JR pudo dialogar con Julio Mendieta, jefe de entrenadores de esa modalidad, quien versó acerca del torneo y las perspectivas de sus discípulos.

—¿Cómo valora la justa recientemente finalizada?

—Sin lugar a dudas, aprecié un aumento de la calidad competitiva sobre el colchón, tanto de los gladiadores de la preselección nacional, como los de provincia. Y eso demuestra que se está trabajando muy seriamente a partir de las orientaciones metodológicas indicadas por nosotros. No podemos olvidar que el equipo mayor se nutre de los talentos que existen en los diversos territorios del país. Por demás, vimos desempeñarse muy bien a un grupo de juveniles que tenemos concentrados en el CEAR Cerro Pelado, entre ellos Abraham Conyedo (96 kg) —una división que aún no se ha consolidado—, Elmis Matos y Anyel Luis Águila, ambos de 84 kilogramos, así como Santiago Hernández (55 kg).

«Además, nos alegró sobremanera el regreso triunfal a estos trajines del capitalino medallista de bronce mundial Reineris Salas (84 kg) —tras dos años de ausencia por sanción—, y del camagüeyano Aleynier Hernández, quienes pondrán más pugna en sus respectivas categorías».

—¿Objetivos principales del colectivo?

—Nuestro máximo fin es mejorar los elementos técnico-tácticos, en especial el táctico, que se adquiere con el constante competir y a nosotros nos falta el fogueo internacional. No obstante, ese déficit de intercambio lo paliamos con nuestros controles mensuales.

«Además, estamos incentivando la constante rivalidad en cada una de las divisiones, para que los titulares se esfuercen cada día al sentir más exigencias de los restantes miembros de esa categoría».

—¿Divisiones más fuertes en el actual contexto?

—Son las de 60 y 66 kilogramos. En la primera, hay una interesante disputa entre Alejandro Valdés y Yowlys Bonne, mientras en 66 aparecen, entre otros, el bronce del orbe Liván López y Franklin Marén. Y te comento que ya nos anunció su retorno para el próximo torneo nacional el cuatro veces medallista mundial Geandry Garzón —tiene 28 años—, un atleta de vasta experiencia internacional que potenciará más aún ese peso.

«Pero hay más. Estamos esperando con ansiedad el salto definitivo hacia la consagración de dos gladiadores en los cuales siempre hemos centrado grandes esperanzas: Javier Cortina (96 kg) y Elier Romero (120 kg), nuestras principales figuras en esas divisiones en las cuales debemos trabajar más».

—¿Cuáles serán los compromisos del año en la arena internacional?

—Del 5 al 7 de abril próximo, se desarrollará el Campeonato Panamericano, en Panamá. Pensamos asistir con el equipo mayor, pero sin la presencia de nuestro actual líder Liván López, a quien dejaremos preparándose para el principal evento del año: el Mundial de Budapest, Hungría, en septiembre. Además, se prevé intervenir en el Campeonato Mundial Universitario, señalado para Kazajstán del 6 al 12 de junio, el cual convoca a nuestro deporte.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.