El miedo bajo la cama - Deporte

El miedo bajo la cama

Luego de cuatro rondas, el indio Viswanathan Anand acumula tres unidades y mantiene su condición de invicto

 

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Para dormir tranquilo —siendo un niño, o un ajedrecista— se necesita saber qué hay bajo la cama, quién está al acecho, de lo contrario mojar las sábanas resulta inevitable. Una gran competición es eso, ir a dormir noche tras noche sin saber lo que puede pasar, y aunque poses de guapo ante las cámaras, digas lo que digas, siempre tiemblan las piernas cuando hay mucho en juego.

Pero, todavía es muy temprano para apagar las luces en el Torneo de Candidatos que se disputa en la ciudad rusa de Khanty-Mansiysk, más temprano aún para que el indio Viswanathan Anand (2770 puntos Elo) sobreestime su rol de líder en la justa y descanse tranquilo. Han pasado solo cuatro rondas, por lo que sus tres unidades y condición de invicto no dicen mucho a falta de diez partidas. Para colmo de males, el ex campeón mundial tiene a dos soberanos «monstruos» respirando bajo su hamaca, a solo media raya y con cartel de favoritos. Tal vez debiera buscar pañales.

El armenio Levon Aronian (2830) y el ruso Vladimir Kramnik (2787) —según muchos expertos de oficina y analistas de calle— deben rifarse el único cupo disponible para retar al monarca universal Magnus Carlsen (2881). La cuestión radica en si algún hombre vivo puede vencer al rey noruego. Pero esa ya es otra historia.

Lo que importa ahora sucede en el gigante euroasiático. Aronian viene de triunfar en el fortísimo Tata Steel —en donde Leinier Domínguez concluyó quinto— y además atesora el segundo mejor coeficiente Elo del momento y el tercero en la historia del escalafón en vivo (2835-febrero de 2014). Permítanme un breve paréntesis ya que mencioné al cubano. Teniendo en cuenta a los exponentes que luchan en la justa que nos compete, una mala actuación de los rusos Sergey Karjakin (2766) y Peter Svidler (2758) podría asegurar que abril recibiera al güinero en el décimo escaño de la lista de la FIDE —actualmente es el 12. Otro día le dedicamos más líneas al tema.

En tanto, Kramnik es una máquina de moler cerebros. Su estilo es netamente posicional, y alardea de una defensa rocosa. En el año 2000 derrotó al legendario Gari Kasparov por el título planetario, en un encuentro a 16 partidas efectuado en Londres, único en donde —después de los topes Capablanca-Lasker y Anand-Carlsen— el retador venció al campeón sin perder una partida. Luego defendió con éxito su corona ante el húngaro Peter Leko en 2004 y contra Topalov en 2006.

Con lo sucedido este lunes, cuando Aronian destrozó a Svilder y el azerí Shakhriyar Mamedyarov (2757) al rusito Dmitry Andreikin (2709), al tiempo que Anand dividía ante Kramnik y Sergey Karjakin (Rusia-2766) frente a Veselin Topalov (Bulgaria-2785), la tabla de posiciones muestra a Svidler en el cuarto lugar, con dos puntos al igual que Topalov, quinto en el ordenamiento.

En la sexta y séptima plazas se ubican Mamedyarov y Karjakin, dueños de 1,5 unidades, mientras Andreikin descansa en el fondo con solo una.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.