El reto de seguir brillando

El movimiento deportivo cubano encara el 2015 con la voluntad de mantenerse como una potencia continental en el alto rendimiento, sin renunciar a los logros obtenidos en la tarea constante de hacer del deporte un derecho de todo el pueblo

Autor:

Raiko Martín

El movimiento deportivo cubano tiene motivos para despedir el 2014 con optimismo renovado. Fue un año difícil, como los más recientes, marcado por las limitaciones de recursos y adversidades de todo tipo, pero sin dudas, un período que tuvo en el triunfo en los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en la ciudad mexicana de Veracruz, el momento más disfrutable para todos sus seguidores en la Isla.

El propósito de conservar la hegemonía regional supuso un esfuerzo descomunal, pues se trataba de un reto significativo. A la cita veracruzana se asistió en desventaja numérica, y sin la posibilidad de alcanzar medallas en más de un centenar de pruebas convocadas por los organizadores con el claro objetivo de asaltar, por primera vez sin la ausencia de una delegación cubana, la cima del medallero.

Algunos datos son elocuentes. Por ejemplo, el calendario competitivo, diseñado para que la comitiva anfitriona dominara la justa durante la mayor parte del tiempo, se reordenó muchas veces; de las 434 pruebas convocadas, solo 329 contaron con participación cubana, lo que equivale a un 75,80 por ciento de las posibilidades de título; de los 540 atletas que conformaron la delegación de la Mayor de las Antillas, 465 participaban por primera vez en este tipo de certámenes y 49 de ellos lo hicieron siendo juveniles, lo que demuestra la falta de experiencia que existió en sus filas.

El welter Roniel Iglesias (derecha) mostró su real rango en la IV Serie Mundial de Boxeo.

Con todos esos handicaps, Cuba resistió el embate y durante las dos últimas jornadas, impulsada por las actuaciones en el atletismo, el remo, la lucha y el boxeo, estableció la superioridad en el medallero. En total fueron 123 cetros los conquistados, ocho más que los ganados por la representación anfitriona.

Índices como la efectividad en las finales se mostraron en niveles aceptables.

Así, la proeza de Veracruz coronó un año exitoso en el que hubo atletas cubanos en los podios de premiaciones de torneos de carácter universal en deportes como el atletismo, el boxeo, el canotaje, el judo, la lucha, el remo y la pelota vasca.

Toronto, un listón bien alto

Aunque fueron sobresalientes los resultados de los atletas cubanos durante la más reciente versión de los juegos multideportivos más antiguos del planeta, lo visto en la urbe mexicana también invita al análisis, pues no todo fue color de rosa.

Los especialistas del deporte de alto rendimiento en la Isla tomaron nota de los deportes que quedaron por debajo de lo esperado y teniendo en cuenta la cercanía de los venideros Juegos Panamericanos, que tendrán como sede la ciudad canadiense de Toronto, ya andan inmersos en la estrategia para poder repetir el segundo lugar histórico que ostenta Cuba desde la versión celebrada en Cali en 1971.

Sin dudas, el propósito se torna exigente, y no solo teniendo en cuenta la comparación con México en la más reciente cita regional. El calendario competitivo de Toronto 2015 está basado en los deportes de carácter olímpico, en los que Cuba consiguió 121 títulos en Veracruz, por 94 los anfitriones.

Pero en la urbe norteña, el hecho de competir en casa multiplicará —como siempre sucede— el poderío de los atletas locales. Además de México, asistirá también una delegación brasileña con sus mejores exponentes, pues será una buena oportunidad de probarse de cara a los Juegos Olímpicos del próximo año, en los que como organizadores esperan ser protagonistas. Se espera también que Colombia y Venezuela, que han experimentado un sostenido crecimiento deportivo en los últimos años, hagan del certamen continental un evento sumamente competitivo.

Antes de asistir a los juegos de Veracruz, Cuba tenía clasificados para la cita de Toronto a 148 atletas en 14 deportes. Concluidas las acciones en la nación azteca, la cifra había crecido hasta los 415 deportistas con derecho a participar en la convocatoria continental el próximo año.

La preparación para cumplir el objetivo se intensificará a partir de los primeros días de 2015, y la misma incluirá la participación en diferentes certámenes, alguno de ellos con carácter clasificatorio.

Sin dudas, el más importante en el camino, y que servirá para modelar los posibles resultados en Toronto, serán los próximos Juegos del ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), que el próximo mes de abril reunirá en Ecuador a muchos de los que pelearán por las medallas en los Panamericanos.

Mucho para mirar

No es un secreto que muchas miradas estarán puestas durante los próximos 12 meses sobre el béisbol, el pasatiempo nacional en el archipiélago cubano. Y será el deporte de las bolas y los strikes uno de los que tendrá exigentes retos durante ese período.

La más cercana meta será la de protagonizar una destacada actuación en la venidera Serie del Caribe, pactada entre el 1ro. y el 8 de febrero en la capital de Puerto Rico. Esta vez será el equipo de Pinar del Río, más los refuerzos que consideren las máximas autoridades del béisbol cubano, el que participará en calidad de campeón de la 53 Serie Nacional.

Luego, llegará la incursión en los Juegos del ALBA, en el tradicional tope frente a la selección universitaria de Estados Unidos —esta vez programado en tierras norteñas—, la defensa del título continental en Toronto, antes de llegar a la otra cita de mayor envergadura: el naciente torneo Premier 12, en el que estarán las primeras 12 naciones ubicadas en el ranking mundial, casi todas con peloteros profesionales enrolados en sus nóminas.

En el plano doméstico, se espera que el cierre de la presente Serie Nacional se convierta en otra fiesta del deporte cubano, en el que prime la pasión, la rivalidad y el espectáculo al que aspiran todos los aficionados.

Asimismo, otros deportes estarán inmersos en competencias de carácter universal que pueden tener protagonismo cubano. Una de ellas será el XV Campeonato Mundial de Atletismo con asiento en Beijing, del 22 al 30 de agosto, aunque un mes antes, entre el 15 y el 19 de julio para ser más exactos, se dirimirá una cita similar, pero para juveniles, en la que Cuba puede conseguir nuevamente sobresalientes resultados.

Será el boxeo otro de los grandes protagonistas en el calendario competitivo de 2015. Primero, con la franquicia Domadores de Cuba defendiendo, a partir del primer mes del año, la corona de la Serie Mundial conquistada en la pasada versión. Luego, con la incursión en el certamen universal que se organizará en Qatar.

Más que deporte

Además de todo lo relacionado con el alto rendimiento, el movimiento deportivo cubano tendrá como objetivos inmediatos e impostergables continuar fortaleciendo la masividad y el deporte de base, sin dudas el sostén de los importantes resultados por venir.

La captación de talentos y el mejoramiento paulatino de las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) aparecen entre las prioridades, sobre todo teniendo en cuenta que el 95 por ciento de los integrantes de la delegación cubana a los Juegos Centroamericanos y del Caribe efectuados en Veracruz dieron sus primeros pasos de sus carreras en esas instituciones.

Además, uno de los grandes retos será continuar mejorando la atención a los deportistas, algo que poco a poco deberá consolidarse a partir de la nueva política implementada hace un año, que ha permitido además la inserción de varios peloteros cubanos en ligas foráneas, una experiencia que de extenderse a otras disciplinas pudiera estimular el crecimiento del nivel de nuestros deportistas.

Sin dudas, estamos a las puertas de otro año que pudiera ser grande para el deporte cubano. La ruta a transitar no estará exenta de dificultades, y dependerán de la inteligencia, el esfuerzo y la capacidad estratégica de todos los actores las posibilidades de éxito.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.