Látigo y escoba

En la VI Serie Mundial de Boxeo, los Domadores de Cuba igualaron en la cima del grupo A con los Otomans de Ucrania, ambos equipos con seis puntos

Autor:

José Luis López

Realmente me pregunto cómo la AIBA autorizó la participación de la franquicia Dragones de China, en la VI Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés). Escaso abc técnico de sus púgiles, palidez en el intercambio de golpes y otras inexactitudes más, no podían derivar en algo más que no fuese una «escoba» de 5-0 ante los intocables y visitantes Domadores de Cuba, este sábado, en el Centro Deportivo de Sanya.

Los isleños sacaron a pasear sus látigos e hicieron que los Dragones —vaya mal empleo de esa figura mitológica— se tragaran sus presumibles fuegos. Tanto fue así, que el público solo consiguió aplaudir las intentonas de Xin Huang (49 kilogramos) frente a Santiago Amador, quien debutó en estas lides con éxito por votación dividida: 2-1 (48-47, 47-48, 49-46). El matancero mostró su ímpetu y ganó bien los dos primeros asaltos, pero luego careció de precisión en su golpeo y Xin lo aprovechó, basado en su mejor reserva física.

En el parejo combate, el árbitro le levantó los brazos a Amador, a quien el juez inglés Mik Basi le dio la única votación contraria que han recibido los Domadores en sus dos presentaciones en la actual WSB.

En lo adelante, hubo silencio sepulcral. El monarca olímpico Robeisy Ramírez (56) dio los muy pocos golpes que se vieron y superó a Long Wang por 3-0 (doble 50-45 y 48-47). Tiró más en los dos asaltos iniciales y con la pelea controlada frente a un rival que ni daba ni quería golpes, se guardó entonces la receta de ganchos y swines y esperó el sonido final del gong.

Luego, el joven Kevin Brown (64) trastocó a Qianxun Hu con sus virajes —tanto a la mano derecha como a la izquierda—, dictó el ritmo de combate, se concentró en el fallo rival y marcó cuanto quiso al contraataque. Por «si las moscas», y como la ocasión se lo premitía, hizo su mayor esfuerzo en los dos últimos asaltos para llevarse veredicto unánime de triple 50-45.

Asimismo, el titular mundial Arlen López (75), cuando faltaban 30 segundos para que finalizara el tercer round, conectó poderoso swing de izquierda al mentón del desconocido Minggan Chao y lo envió a la lona. Al levantarse, el entrenador del chino pidió detener la paliza y se decretó el nocaut técnico.

Finalmente, el también debutante peso crucero Frank Sánchez cerró el festín con un triple 50-45 ante Mingtao Li. El guantanamero lo acosó constantemente por todo el ring, tratando de noquearlo con algún golpe. Pero de eso, nada. Li no quería dar pelea y «se montó en la bicicleta» hasta el minuto 15.

Tras ese resultado, los Domadores igualan en la cima del grupo A con los Otomans de Ucrania, pues ambos poseen seis puntos. Pero los isleños van a la vanguardia, ya que su balance es de 10-0, por 9-1 de los ucranianos, a quienes enfrentarán el próximo día 26.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.