Dúctil Alemania, sin goles ante Polonia

El campeón mundial no pudo quebrar la «pared» polaca y la pizarra reflejó un empate de 0-0 por el grupo C

Autor:

José Luis López

Ni la mismísima Pitonisa griega lo hubiera previsto: el campeón mundial Alemania, con un juego soso y aburrido, no pudo quebrar la «pared» polaca y la pizarra reflejó un empate de 0-0, por el grupo C de la Eurocopa de Fútbol.

En el cotejo disputado en el Stade de France, el primer tiempo fue pálido y quedó para el olvido. Ningún equipo mostró argumentos ofensivos —el indicado era el cuadro teutón— y la complicada madeja tejida en el mediocampo no podía dejar otro saldo que ¡cero disparos a los arcos rivales!

Pero cuando se presagiaba que la segunda mitad daría un vuelco total al trato del balón y, por consiguiente, al pizarrón, el guion fue similar: el volante creativo Mezul Özil —muy mal en lo que va del torneo— tuvo poco enganche con Thomas Müller y Julian Drexler, en tanto la «mancuerna» del mediocampo que integran Toni Kroos y Sami Khedira perdió su puntería en los pases y se dedicó más a recuperar que a ceder balones. ¿Y Polonia?, pues corrió, se entregó a los botines de Robert Lewandoski —quien arrastró mucha marca— y al muro creado por sus centrales Kamil Glik y Michal Pazdan, para solventar el primer empate sin goles del torneo.

En el otro duelo de ese grupo C, en el Stade des Lumieres, Irlanda del Norte dio la nota de la jornada al marcar los dos goles de su histórica victoria ante Ucrania, en el segundo tiempo de un cotejo que debió ser suspendido brevemente por la caída de granizo.

El defensa Gareth McAuley abrió el pizarrón en el minuto 49, tras cabecear un centro de tiro libre de Oliver Norwood. Al poco rato, la abundante lluvia, acompañada de granizo, obligó al árbitro a detener el encuentro. Pero al reanudarse, Niall McGinn sentenció la primera victoria de su país en una Eurocopa a los 96 minutos, al aprovechar un rebote del balón en el guardameta rival.

Mientras, por el grupo B, el ariete Daniel Sturridge marcó un gol en tiempo adicional para que Inglaterra derrotara agónicamente 2-1 a Gales, en el Stade Felix-Bollaert.

Inglaterra dominó la mayor parte de la primera mitad del partido, pero se encontró en desventaja poco antes del descanso cuando Gareth Bale convirtió un golazo de tiro libre desde 30 metros —su segundo del torneo— que pasó por encima de la barrera. Pero en la segunda parte, llegó la remontada inglesa con los goles de Jamie Vardy (min.56) y el decisivo de Sturridge (90+2).

Los partidos para hoy serán Italia-Suecia, por el grupo E, mientras que España-Turquía y República Checa y Croacia, lo harán por el D.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.