Nuestro hombre de hierro

Leonel Suárez conquistó un sexto lugar con sabor agradable, luego de los contratiempos que marcaron su preparación y por su poder de recuperación

Autor:

Raiko Martín

RÍO DE JANEIRO.— Ni el mismísimo Ahston Eaton, quien este jueves conquistó su segunda corona olímpica de decatlón —de paso igualó los 8 893 puntos que ya eran récord para la cita—, hubiese podido consagrarse de haber sufrido todos los contratiempos que marcaron la preparación del cubano Leonel Suárez. Simplemente por eso, el sexto lugar firmado aquí por el holguinero deja un agradable sabor, sobre todo por su poder de recuperación, tras haber terminado las primeras cinco pruebas anclado en el lugar 15 del escalafón.

Poco a poco, el muchacho que ya exhibe en sus vitrinas una presea de bronce a este nivel fue recortando distancia hasta divisar el podio en el horizonte. «Se me escapó la posibilidad con ese primer lanzamiento de la jabalina, pero también con el salto largo el primer día, evento en el que no me salieron las cosas muy bien y me alejé de los punteros», dijo el muchacho a la prensa a su paso por la zona mixta del estadio Joao Havelange, sede del atletismo en esta cita bajo los cinco aros.

Leonel se refería al largo disparo del dardo que terminó sin validez y con el cual avanzaría mucho más en el escalafón. No obstante, su registro de 72,32 metros fue el más sobresaliente de la noche, en la que cubrió también los 110 metros con vallas (14.48 segundos), el lanzamiento del disco (47,07), el salto con pértiga (4,90) y la carrera de 1 500 metros (4:28.32 minutos).

«Ha sido un ciclo muy complejo para mí, con una operación en la rodilla que me afectó bastante, y luego, dos meses antes de esta competencia, me enfermé de varicela y eso me hizo perder el buen ritmo de preparación que venía teniendo. A pesar de todo me siento feliz porque hice más de 8 000 puntos y pude incluirme entre los seis mejores de la competencia, que era uno de los objetivos que había trazado mi entrenador», añadió.

Leonel logró finalmente acumular 8 460 rayitas que, si bien no es su mejor marca, sí pasa a los libros como su actuación más sobresaliente en un año en el que apenas pudo competir. El otro cubano inscrito en la justa fue Yordanis García, quien siempre se mantuvo en el medio del pelotón y, aunque tuvo el mérito de completar las diez pruebas, nunca logró repuntar y terminó anclado en el puesto 18 con cosecha de 7 961 puntos.

Detrás de Eaton finalizaron el francés Kevin Mayer (8 834 puntos) y el canadiense Damian Warner (8 666).

También en la jornada el atletismo cubano estuvo representado por la posta de 4x100 metros, rama varonil, que terminó séptima en su heat eliminatorio con tiempo de 38.47 segundos, resultado insuficiente para sobrevivir al corte.

Lo más sobresaliente fue sin dudas una consagración más del bólido jamaicano Usaín Bolt, quien continuó ensanchando su leyenda y sin encontrar quien corte su paso sobre las pistas. Ahora sumó a su triunfo en el hectómetro la victoria en los 200 metros con tiempo de 19.78 segundos, por delante del canadiense De Grasse (20.02) y el francés Christofer Lemaitre (20.12).

Otra nota distintiva la puso el relevo 4x100 femenino de Estados Unidos, primero fuera de la semifinal, pero luego rescatado, aunque para ello tuvo que repetir la carrera en solitario.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.