Café mezclado

Esta debió ser una Esquina caliente, pero en tiempos de Clásico, esa sección ha cedido su protagonismo a Por la goma

Autor:

Norland Rosendo

Comprado el pescado, no hay miedo a los ojos. Tras dos días «pinchando» a los lectores, aquí están algunas (lamentablemente han sido muchas y no caben todas) de las opiniones vertidas en la peña virtual en que hemos convertido este espacio, previo al IV Clásico Mundial de Béisbol.

Repaso: primero hablamos de los lanzadores cubanos, que es mejor pensar en cómo manejar el bull pen y no solo concentrarnos en el abridor. A fin de cuentas, son apenas 65 pitcheos, o lo que es casi igual: a lo sumo, cuatro entradas. Después servimos en bandeja clásica algunas preguntas sobre el line up. ¿Más ofensivo o más defensivo?. ¿Quién detrás del plato?... Llovieron los criterios.

Esta debió ser una Esquina caliente, pero en tiempos de Clásico, esa sección ha cedido su protagonismo a Por la goma.

Para Alejandro es muy atinada la propuesta de polemizar sobre las combinaciones para cada juego del Clásico Mundial y no sobre el abridor que tiene un peso casi secundario por la reglamentación de lanzamientos. «Mi criterio para el partido versus Japón es el siguiente: no abrir con Blanco, pero dejarlo listo para si, una vez culminada la labor del abridor, Cuba está arriba, sin dudas traerlo como segundo pitcher. Si el caso es opuesto, entonces se reservaría para el juego de Australia».

En cambio, Omar sugiere no ponerse a inventar tantas estrategias, ni guardar pitcher para mañana, que pongan los que les tocan por la canalita y saldremos mejor parados seguramente. «Y confiemos en nuestros muchachos para llegar a las semifinales y que Cepeda siga implantando récords».

Según Haroldo, «en el béisbol actual son pocos los partidos que se definen totalmente por la actuación del pitcher abridor y en mi opinión, Cuba ha perdido partidos de preparación por el mal trabajo de los relevistas. Habría que ver cómo esas figuras adaptadas a comenzar el juego, asumen entrar en situaciones de máxima tensión.

Mientras, Rendón considera que el abridor (frente a Japón) debe ser Yera, por su condición de zurdo, y luego Vladimir García o Lahera deben relevar, cualquiera que sea la situación, excepto una gran desproporción a favor o en contra. Hay que reservar a Blanco y Baños para Australia.

Con el optimismo compartido por varios foristas, Alcides piensa que Cuba puede pasar a la segunda fase y que nadie debe sorprenderse si lo hace en calidad de invicto, a pesar de que algunos no confían mucho. «Los demás equipos tienen peloteros, no ET, por lo tanto, el terreno es quien habla».

Y sobre las polémicas de la alienación también hay mucha tela… Dan: «Indiscutiblemente, Yosvani Alarcón debe de ser el titular. Las estadísticas hablan por sí solas, busquen los numeritos y se darán cuenta de quién es el mejor».

Misael: «Para mí, Ayala debe ser titular en el SS, Frank Camilo nadie debe discutir que es el receptor del equipo Cuba, esté bien o mal a la ofensiva, es una garantía para el pitcheo, y abriría con Benítez en segunda, pero al menor pestañazo pongo a Raúl González; en primera me quedo con Saavedra, y Alarcón de emergente».

Agustín: «Alarcón tiene que jugar, no sé si como receptor o primera base o designado, es bateador de fuerza, corre bien las bases, hay que ponerlo».

Y esto es solo una síntesis. Durante el Clásico espero que ni las frías temperaturas de Tokio congelen esta esquina de los lectores, que ahora andan por la goma.

Al cierre de esta edición, el equipo Cuba jugaba su sexto partido de confrontación, contra el conjunto Búfalos de Orix, de la Liga Profesional japonesa, y el director Carlos Martí había anunciado a Lázaro Blanco para la apertura.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.