Grupo F, ¿de la muerte?

Esta división, llamada «de la muerte», reúne a cuatro potencias como Puerto Rico, Estados Unidos, el monarca exponente República Dominicana y Venezuela

Autor:

José Luis López

Realmente, el grupo F del Clásico Mundial de Béisbol, con sede en el Petco Park, fue bien tildado como el «de la muerte». Y no era para menos. Allí se han colmado las expectativas, porque se reúnen cuatro potencias del deporte de las bolas y los strikes, como son Puerto Rico, Estados Unidos, el monarca exponente República Dominicana y Venezuela, en busca de dos boletos para la fase semifinal, a la cual ya accedieron el invicto Japón y Holanda por el grupo E.

Cuando esta edición llegue a sus manos, ya se conocerá el resultado del duelo entre los boricuas —ajenos a la derrota en cuatro presentaciones— y Estados Unidos. El ganador habrá asegurado el tercer cupo para las semifinales, a jugarse la próxima semana en Los Ángeles. En tanto, el perdedor aún tendrá opciones de continuar adelante, pero eso solo se sabrá mañana.

Como en esta llave compiten elencos con muchos jugadores que se desempeñan en la MLB, se han dado varios enfrentamientos entre pitchers y bateadores de diferentes clubes de la Gran Carpa. Se conocen muy bien. En ocasiones han salido ilesos los lanzadores y en otras hubo reporte de ganancias para los sluggers, que conectaron varios jonrones decisivos.

En sus cuatro victorias hasta el momento, Puerto Rico ha anotado 35 carreras y su cuerpo de pitcheo solo ha permitido ocho. Y el mánager de Estados Unidos, Jim Leyland, lo tenía todo bien claro, por eso escaló en el box al astro Marcus Stroman, quien ya silenció los maderos de los toleteros dominicanos el pasado sábado.

«Esa será una alineación increíble con jugadores que ya he tenido la oportunidad de enfrentar. Son estelares desde el primero hasta el noveno bate. Definitivamente, tienes que traer tu mejor juego»,  declaró Stroman antes del partido.

Para que se tenga una idea de lo bien que marcha el staff de pitcheo estadounidense, vale citar que el neoyorquino Stroman, de madre puertorriqueña, es parte de lo que ha sido la mejor rotación del Clásico Mundial hasta ahora. Los abridores de Leyland no han permitido carreras limpias en ¡17.1 entradas!, con 22 ponches y sin base por bolas alguna.

Mientras, el mánager boricua Edwin Rodríguez quería conservar su invicto en la llave y, además, entrar a semifinales. Por eso abrió con el derecho Seth Lugo, quien anestesió a la poderosa batería venezolana en su primera apertura del torneo en Guadalajara, el pasado 10 de marzo.

Y ya que citamos a Venezuela, hay que decir que exhibe dos derrotas consecutivas en esta segunda ronda y casi está al decirle adiós al Clásico.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.