Sasikiran, rey mental

El indio devino nuevo portador de la diadema del popular certamen doméstico

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Si el raciocinio me llevó a publicar que la última fecha del Memorial Capablanca de ajedrez, celebrado en Varadero, estaría signada por la espectacularidad, enfocada, sobre todo, en un pulso indirecto entre el indio Krishnan Sasikiran (2669) y el ucraniano Vassily Ivanchuk (2738) por el primer lugar, la realidad terminó echando por tierra mi conjetura. Sasikiran no tuvo que angustiarse a causa de una hipotética igualada y con su empate, combinado con  una cuestionada derrota de Ivanchuk, el indio devino nuevo portador de la diadema del popular certamen doméstico.

El feudo de Ivanchuk en el Grupo Élite, fortalecido por siete títulos y la condición de vigente monarca, fue desplomado por Sasikiran y cuentan desde la sede que el ucraniano, un tipo con un rosario divertido de anécdotas, soltó un grito alto y se golpeó la cabeza contra la pared, en franca desaprobación de su derrota con piezas negras ante el estadounidense Samuel Shankland (2676), en 39 movidas de una Defensa Caro-Kann.

Sasikiran, autor este martes de un armisticio en 15 desplazamientos de una Defensa India de Rey ante el cubano Isán Ortiz (2570), completó un periplo libre de derrotas, con tres triunfos y siete empates, que le permitieron lucir en solitario 6,5 puntos, uno más que Ivanchuk y Shankland, quienes reflejaron una tríada de sonrisas, cinco empates y dos tropiezos.

El indio logró su primer reinado en este evento —que le aportó 13 unidades a su Elo en vivo—, un desempeño que se suma a una hoja de servicios que recuerda que en el panorama ajedrecístico internacional su nombre no es desconocido.

Hace cinco almanaques fijó su coeficiente Elo en 2720, un año después fue uno de los asesores de Viswanathan Anand (2786) en el Campeonato Mundial de 2013, además de triunfar en el célebre torneo de Hastings (2001), finalizar segundo en 2007 en el Torneo de Maestros de M-Tel y en la Olimpiada de Tromso 2014 aportó 7,5 rayas de 10 posibles defendiendo el tercer tablero, para contribuir al bronce del equipo indio, y llevarse la plata en el plano individual. En un momento, llegó a ser la segunda figura de su país, a la espalda de Anand.

Retomando el Capablanca, la tercera partida de la clausura atestiguó cómo el polaco Kacper Piorun (2632) se impuso en defensa de los trebejos oscuros al peruano Emilio Córdova (2651), en 46 movimientos de una Apertura Inglesa. Piorun tuvo unas cuatro últimas rondas favorables, que le permitieron, en buena medida, concluir cuarto, con cinco puntos, mientras que Ortiz produjo una raya menos y el sótano de la competición fue ocupado por Córdova, autor de 3,5 unidades.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.