Botín de altos quilates

Ayer el botín fue casi un calco al de 2016, pues la cantidad de títulos y medallas plateadas fue idéntica, solo que no se alcanzaron preseas bronceadas

 

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Era previsible que los atletas cubanos que intervinieron este sábado en la 17ma. edición de la Reunión Internacional Villa de Bilbao fueran capaces de cosechar rendimientos bien loables, pues casi todos destacaban entre el resto, además de que esta justa ha sido testigo del reinado de antillanos en las últimas ediciones. Por poner un ejemplo reciente, hace un año la Isla se ubicó segunda en el medallero, con seis oros, una plata y par de bronces.

Ayer el botín fue casi un calco al de 2016, pues la cantidad de títulos y medallas plateadas fue idéntica, solo que no se alcanzaron preseas bronceadas. Entre los dueños de las diademas sobresalieron la discóbola santiaguera Yaimé Pérez y la ochocentista camagüeyana Rose Mary Almanza, la primera por registrar un buen disparo ganador y la segunda por implantar un nuevo récord para la lid.

Yaimé consiguió repetir su título de la versión precedente, gracias a un disparo de 67,50 metros, que ratifica el excelente momento deportivo que vive, además de constituir el quinto mejor registro de la temporada. La también dueña de la tercera marca más sobresaliente de 2017 volvió a derrotar por tercera ocasión consecutiva a la villaclareña Denia Caballero, segundo puesto con un envío de 62.67 metros, por debajo de sus rendimientos más sobresalientes.

Por su parte, Almanza también pudo refrendar su reinado y de qué manera. Luego de las dos vueltas al óvalo, culminó en la punta con tiempo de 2:00.30 minutos —su anterior primacía era de 2:00.49—, para aventajar en más de diez segundos a la plateada portuguesa Carla Méndez.

El velocista tunero Yoandys Lescay también fue un contribuyente a la causa dorada de Cuba, al ser el más rápido en los 400 metros planos, con crono de 46,37 segundos, actuación que igualmente imitó la heptatlonista guantanamera Yorgelis Rodríguez, quien compitió en salto largo y ganó con brinco de 6,50 metros. En igual prueba, el santiaguero Maikel Massó, titular universal juvenil y sub-20, se impuso merced a un salto de 7,97 metros.

La corona restante para la tropa cubana se la colocó el triplista capitalino Andy Díaz, con bote de 16,39 metros, por debajo de los 16,46 que le permitieron ser segundo hace una semana en el mitin eslovaco de Samorin.

Los velocistas Reinier Mena, de La Habana, y Roberto Skyers, de Camagüey, fueron los únicos que se despidieron sin preseas, al concluir cuarto y quinto, respectivamente, en la prueba más rápida del atletismo.

Mientras que el holguinero Leonel Suárez no pudo concluir la primera jornada del mitin de pruebas combinadas en la municipalidad alemana de Ratingen, al presentar una molestia en la parte de atrás del muslo durante el salto largo, según declaró a JR.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.