Londres, una lección de cara a Barranquilla

La actuación de Cuba en el Campeonato Mundial de Atletismo no dejó una buena cosecha, pero permitió avizorar que hay talento en desarrollo

Autor:

Juventud Rebelde

Si bien el Campeonato Mundial de Atletismo, que finalizó este domingo en Londres, terminó con un solitario bronce para Cuba, ganado por la pertiguista Yarisley Silva, es destacable la actuación de jóvenes figuras cubanas, que prometen dar mucho más en el presente ciclo olímpico.

Yarisley —dorada en Beijing 2015— pasó sobre 4,65 metros y puso su nombre al único premio, entre los 27 competidores de la Isla, nueve de los cuales aportaron puntos al instalarse en los octetos de vanguardia de sus pruebas.

Algunos de los jóvenes participantes se estrenaron en citas de este rango. Otros tenían incursiones previas aunque no superan los 23 años. Entre ellos, merecen nombrarse por sus desempeños a Yorgelis Rodríguez, Cristian Nápoles, Maikel Massó y Andy Díaz.

De los 205 países asistentes al Mundial, solo 43 se agenciaron al menos un bronce. Cuba ocupó el puesto 38, y el 14 en el ordenamiento por puntos, con 33.

En declaraciones al semanario deportivo Jit, el comisionado nacional Agustín Abril declaró que se cumplieron los objetivos trazados hace seis meses, al asumir la cita mundialista como preparación de los principales atletas, con vistas a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.