Brigada española de solidaridad reconoce avances de Cuba

Algunos venían cargados de prejuicios e incertidumbres. Ahora se llevan la imagen de un país que se levanta, e invita a seguirlo Joven español denuncia difícil situación de sus contemporáneos

Autor:

Julieta García Ríos

Julio Martinez, primer secretario de la UJC, al centro, junto a la brigada solidaria española. Fotos: Ismael Sánchez, integrante de la brigada española

«En Sevilla hemos creado nuestra propia Colmenita», dijo la muchacha. ¿Qué..? Solo alcancé a preguntar. Y al notar mi asombro la española Ana García Reina, miembro de la Juventud Comunista de Andalucía, en Sevilla, contó que al ver el efecto enriquecedor que tuvo en su ciudad la presentación del grupo infantil de teatro dirigido por Carlos Alberto Cremata, decidieron multiplicar la experiencia.

En diciembre del pasado año se puso en marcha el proyecto con 25 menores de seis a 14 años de edad de los barrios sevillanos de Su Eminencia y Los Prunos, zonas de muy bajo nivel socio económico.

«Las familias que viven en ella muestran numerosos rasgos de marginalidad: están en paro, no tienen titulación en su mayoría, su nivel cultural es ínfimo, en muchos casos son analfabetos, hay muchísima drogadicción, carecen de vivienda propia...», comenta.

Para Ana, en este proyecto, primero que se realiza en esos barrios, es fundamental la reacción de los padres. «Ellos se muestran entusiasmados y se relacionan entre sí al ver en La Colmenita una opción para que sus hijos se integren y encuentren una vía de desarrollo. Tan es así que con sus escasos recursos confeccionaron los disfraces de los niños».

Hace dos meses, en el Centro Cívico La Plata, de la barriada Su Eminencia, fue el estreno de La Colmenita de Sevilla y cuentan que casi medio barrio estaba allí para ver actuar a los noveles artistas.

Sobre estos detalles y el deseo de que tanto La Colmenita cubana como «la de Sevilla» actúen de conjunto para fin de año en Andalucía, estuvimos conversando recientemente con Ana García Reina, quien en su sexta visita a la Isla vino acompañada de su camarada David Pineda Díaz, ambos al frente de la Dirección de la III Brigada Escuela Enríque Lister, integrada por miembros de la Juventud Comunista de Andalucía, en Sevilla.

FARO DE DIGNIDAD

La brigada tiene como propósito no solo conocer la Isla y, junto al pueblo, apoyar en labores productivas; vienen además a capacitarse como dirigentes juveniles «que en un futuro garanticen las filas del Partido Comunista. Por primera vez, en esta ocasión, se incluye en el programa la preparación en la Escuela Nacional de Cuadros de la UJC», especifica David.

«Juventudes Comunistas de Andalucía en Sevilla es una organización que trata de recuperar los valores políticos y la mejor forma es aprender de Cuba: un referente que es faro de la dignidad», expresa.

La iniciativa de crear la Brigada surgió en La Habana en el año 2003 durante el intercambio que sostuvieran miembros del Partido y la Juventud Comunista de Sevilla con dirigentes de la UJC.

«A Cuba llegamos quince camaradas y regresamos quince amigos», comenta Guillermo Calle Montero, quien tiene 24 años y es colaborador del Ayuntamiento de Sevilla.

«Muchos nos conocíamos de vista, de las manifestaciones y hasta alguna que otra vez en los piquetes informativos hemos recibido palos de la policía. Pero aquí hemos tenido la posibilidad de convivir y conocernos mejor», dice.

«Hace dos años, cuando vine en la primera Brigada, nos presentaban en Pinar del Río el Programa de formación de Trabajadores Sociales y hoy lo vemos como una auténtica realidad. Acelerado, como ese proyecto, va el desarrollo de Cuba».

MÉDICOS DEL ALMA

«Ustedes son un pueblo admirable. Tienen una capacidad de recuperación tremenda. En un par de años he visto que Cuba ha cambiado para bien. Veo edificios rehabilitados, policlínicos reparados, esto del Programa de Ahorro Energético es sorprendente, todo el cambio de refrigeradores, bombillos…» Así lo considera Sara Moreno Bravo, trabajadora social, que nos visita por cuarta ocasión.

«Aquí he escuchado la definición más bonita de mi profesión: Médicos del Alma», confiesa Sara quien se impactó al ver a esta tropa inmersa en la tarea Verano sobre Ruedas.

«Para mí era impensable un trabajador social contribuyendo al ahorro de combustible, o en el cambio de bombillos incandescentes por ahorradores. En España nuestra labor es puramente asistencial. Somos meros tramitadores. Nos hemos convertido en burócratas. Esperas a que la persona venga a ti a presentarte sus problemas... También coordinamos determinados proyectos sociales que se realizan entre el Estado y las ONG».

Cuenta Sara que ella ha participado en algunos proyectos para reforzar la lectura y escritura en menores, en talleres de convivencia vecinal entre las etnias gitanas y las familias payas, o de idioma español a extranjeros.

Aquí es diferente —dice—, la labor del trabajador social se acerca más a lo que te enseñan en la carrera, que es promover el cambio en la persona o la sociedad.

NO MERECEN TAN MALA FAMA

«Desde que naces estás escuchando que en Cuba viven bajo una dictadura. «Por las calles la policía está armada con metralletas asustando a la gente. El pueblo está oprimido y hambriento...». De tanto oírlo hasta llegas a creértelo. Por eso quise venir para descubrir la verdad. Y te digo, Cuba no merece tan mala fama. Llegué pensando en que no había libertad de expresión, en encontrar culto a Fidel. Y me sorprendió lo autocríticos que son los cubanos. Los compañeros de la Juventud son los primeros en reconocer las deficiencias que aún tienen, lo que les falta por hacer para alcanzar la plena justicia social, pero están convencidos de que solo defendiendo la Revolución y su sistema socialista pueden mejorar», nos dice César Bordons Ortiz, de 17 años de edad, el más joven de la Brigada.

«En España todo lo que pasa es culpa del Gobierno. Y ustedes, pese al cruel bloqueo económico y comercial a que Estados Unidos los somete, resisten y avanzan. Cuando vuelva a España seré un divulgador de la Revolución Cubana».

No solo César contará lo vivido aquí. A su regreso estos jóvenes trabajarán por divulgar lo apreciado en Cuba. Lo harán mediante la edición de videos grabados aquí, elaboración de informes o noticias para su sitio web: www.jca-sevilla.org, en charlas y manifestaciones donde además darán a conocer la situación actual de los Cinco cubanos luchadores antiterroristas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.