Opositores bolivianos defienden el latifundio

Al abandonar las sesiones sobre la Ley de Reconstrucción Comunitaria de la Reforma Agraria, las agrupaciones opositoras muestran su posición neoliberal

Autor:

Juventud Rebelde

Los opositores a las decisiones del gobierno de Evo Morales agitan también la bandera de la autonomía en Santa Cruz. Foto: AP

LA PAZ, noviembre 22.— Las agrupaciones opositoras Poder Democrático Social (PODEMOS) y Unidad Nacional (UN) son cuestionadas aquí por la decisión de sus legisladores de abandonar las sesiones sobre la Ley de Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria.

Sectores populares y funcionarios del gobierno aseveran que con esa maniobra, acordada la víspera en una reunión de la bancada del ex gobernante Jorge Quiroga, PODEMOS muestra abiertamente su postura del lado del modelo neoliberal y en defensa del latifundio, dijo PL.

Sobre el tema, el vocero presidencial, Alex Contreras, explicó a la agencia que esos grupos minoritarios también se oponen a otros proyectos legislativos, como el referido a la necesidad de fiscalizar la gestión de los prefectos (gobernadores).

Acerca de la postura de PODEMOS y UN de dejar sin quórum al Senado y paralizar sus actividades, el presidente Evo Morales señaló que evitar la aprobación de una ley encaminada a la justa redistribución de la tierra es una actitud dictatorial.

En declaraciones a la cadena televisiva CNN, Morales denunció que replegar a los senadores que defienden el latifundio es también «atentar contra la democracia».

El mandatario señaló que, en su momento, el pueblo y el mundo juzgarán a quienes en Bolivia boicotean el proceso de cambios y ratificó que su gobierno continuará con las medidas que favorecen a todos los bolivianos, sin exclusiones.

Acerca del proyecto legislativo sobre tierras explicó que el movimiento campesino, indígena y originario, junto al ejecutivo, apuestan por una distribución equitativa de las parcelas. De 1980 a 1990, recordó, un diez por ciento de los bolivianos poseía cerca del 80 por ciento de las tierras cultivables, mientras el 70 por ciento de la población campesina e indígena apenas era dueña del cuatro por ciento de esos territorios.

Morales catalogó esa distribución como injusta, de ahí la necesidad de crear un instrumento legal que permita la reversión y distribución equitativa de un recurso natural de cardinal importancia, explicó.

Asimismo precisó que la nueva ley no atentará contra las tierras productivas, aun las de propiedad privada, y ratificó que también se trata de garantizar empleo a miles de personas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.