Extienden a La Paz protestas contra la autonomía

Los manifestantes exigen la dimisión del prefecto separatista Manfred Reyes Villa, en Cochabamba, y de su homólogo José Luis Paredes, en El Alto

Autor:

Juventud Rebelde

Miles de bolivianos protestaron contra el separatismo del gobernador de El Alto. Foto: Reuters BOLIVIA, enero 15. — Las organizaciones sociales bolivianas exigieron este lunes la renuncia del prefecto separatista Manfred Reyes Villa, en Cochabamba, y de su homólogo José Luis Paredes, en El Alto, por apoyar la secesión de provincias de la nación andina, informó ABI.

Desde las 11:00 a.m. de este lunes continuaron las protestas de cientos de campesinos y cocaleros contra Reyes Villa en la cercada plaza 14 de Septiembre, donde sobrevino un caos vehicular por el cierre del tránsito en zonas aledañas.

Bajo la consigna «¡Manfred, Paredes, la misma porquería!» y «Abajo el fascismo», el conflicto que estalló la semana pasada en Cochabamba se extendió a La Paz, según AFP.

Cerca de 5 000 personas, integrantes de diversas organizaciones sociales, marcharon hacia la autopista que une a esta ciudad con El Alto, y las vías Juan Pablo II y 6 de Marzo, para demandar la renuncia en 48 horas de Paredes, destacó EFE.

La sindical Central Obrera Departamental y la civil Federación de Juntas de Vecinos (FJV), firmes defensoras del gobierno del presidente Evo Morales y del Movimiento al Socialismo (MAS), realizaron la convocatoria a la manifestación, reportó AFP.

Nazario Ramírez, dirigente de la FJV, explicó que el funcionario paceño se «había adscrito de manera inconsulta a las posiciones de la llamada “media luna”, y pretendido impulsar las autonomías departamentales».

«Este prefecto es un traidor por apoyar la división de Bolivia», agregó el dirigente sindical Edgar Patana.

Paredes, en respuesta a quienes reclamaban su renuncia, afirmó descaradamente que «no tiene temor a las protestas», y que espera que el gobierno de Morales entienda que el camino no son las manifestaciones callejeras, sino «la democracia».

Por su parte, Reyes Villa «prefiere estar en Santa Cruz y no presentarse en Cochabamba para dar la cara y encontrar una solución al conflicto», declaró a ABI el dirigente social Omar Fernández.

Reyes condicionó su regreso a que el presidente Evo Morales ordene el repliegue de los congregados en la ciudad, pues teme por su vida, subrayó AFP.

Las protestas solicitando la dimisión de Reyes comenzaron el jueves 11 de enero, protagonizadas por sindicatos de cultivadores de coca, seguidores de la política de Evo Morales de no autonomía para los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

Una semana después, los enfrentamientos entre representantes de los sectores sociales y grupos afines al prefecto, provocaron la muerte de dos personas y 200 heridos, amplió PL.

Con la manifestación de este lunes en la Paz se genera el temor de que se repita lo sucedido en Cochabamba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.