Critican ministros británicos agresión contra Iraq

Ministros del gobierno laborista se manisfestaron contra la agresión a Iraq, a raíz de la visita de Condoleezza Rice, secretaria de Estado norteamericana al primer ministro británico,Tony Blair 

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES.— Justo el día en que el primer ministro Tony Blair recibió a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, varios ministros del gobierno laborista arremetieron contra la agresión a Iraq, reportó PL.

La responsable de la cartera de Cooperación Internacional, Hillary Ben, señaló que la situación actual en el país árabe es completamente macabra, por lo cual es necesario ser claro respecto a esa verdad.

«Miren, la inteligencia estaba equivocada y el despliegue del ejército también, por ello debemos tener la humildad de admitir esas cosas y aprender de ellas», apuntó Ben, según el diario The Guardian.

Por su lado, el ministro para asuntos de Irlanda del Norte, Peter Hain, declaró al diario New Statesman que la política de los neoconservadores estadounidenses fracasó.

«No solo fracasó en ofrecer una política internacional correcta, sino que además falló en dondequiera que se intentó», subrayó Hain, quien recordó que esa línea recibió un puntapié en las elecciones de medio término norteamericanas, en noviembre pasado.

Hain admitió que Londres debió lidiar con una de las administraciones más derechistas de la «historia que se recuerde de Estados Unidos».

Asimismo, James Purnell, considerado un ministro en pleno ascenso, estimó que la invasión anglo-norteamericana contra el estado árabe careció de una legitimidad moral.

Existen muchas lecciones que debemos aprender sobre Iraq y resulta muy importante para nosotros reconocer eso públicamente, declaró. En términos de política exterior, necesitamos aprender de los errores cometidos, agregó.

Para Purnell, la más importante lección es que siempre se debe tener en cuenta la importancia de la legitimidad moral y el apoyo internacional, en clara alusión al carácter unilateral de la agresión, lanzada en 2003 sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU y bajo el pretexto de incautar armas de destrucción masiva.

El gobierno británico ya ha informado que espera reducir la presencia de los 7 000 soldados que tiene emplazados en Basora, una ciudad del sur chiita iraquí.

Este jueves, al menos 20 personas murieron en Iraq, la mayor parte civiles, tras una serie de explosiones con coches bomba, principalmente en Bagdad.

De todos los atentados, el más grave se produjo en Al Dura (barrio mixto entre sunnitas y chiitas, al sur de Bagdad) y fue perpetrado por la mañana con tres coches bomba que explotaron en las cercanías de un mercado de verduras.

En él murieron diez personas y otras 30 resultaron heridas, según dijeron fuentes policiales, citadas por EFE.

Otro coche bomba estalló al paso de una patrulla policial en el este de la capital, dejando cuatro muertos (dos de ellos policías) y diez heridos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.