Bush: sin salida en Iraq luego de cuatro años de guerra

El presidente estadounidense desoye los reclamos del mundo contra la guerra y ratifica que no retirará sus tropas de Iraq

Autor:

Juventud Rebelde

Las protestas contra la guerra continuaron este lunes, como muestra esta imagen tomada en San Francisco, California. Foto: Reuters WASHINGTON.— A pesar de los millones de voces que se escuchan en todo el mundo contra la guerra y la política errada de Washington en Iraq, el presidente Bush ratificó este martes su plan de enviar más tropas, y reafirmó que no se retirará de suelo iraquí.

Al cumplirse el cuarto aniversario de la ilegal invasión norteamericana al país árabe, y con las encuestas mostrándolo en el punto más débil de su presidencia, el inquilino de la Casa Blanca pronunció un discurso en el que trató de defender su política en Iraq, ante una nación que cada vez se opone más a la guerra y desaprueba su estrategia de enviar cerca de 30 000 soldados adicionales.

Según reportaron distintas agencias, Bush pidió «paciencia y tiempo» para que la «nueva estrategia» diseñada para aumentar «la seguridad» de los ciudadanos iraquíes comience a dar sus frutos, ya que una salida precipitada del país árabe podría ser «satisfactoria a corto plazo», pero con consecuencias «devastadoras» para la seguridad de Estados Unidos, afirmó.

Pero, pese a sus intentos por convencer, la vida desmiente al mandatario estadounidense. Sendas encuestas realizadas en Estados Unidos e Iraq, demuestran que la mayoría en ambos países desaprueba su proceder. Según uno de los estudios, el 82 por ciento de los iraquíes desconfía de las fuerzas de coalición, en tanto el otro asegura que menos del 30 por ciento de los norteamericanos defiende la guerra.

Nueve de cada diez iraquíes viven con miedo a morir y el 67 por ciento ve ineficaces las tareas de reconstrucción. Solo el 18 por ciento confía en las fuerzas de la coalición lideradas por Estados Unidos, y la mayoría cree que su presencia está haciendo que aumente la inseguridad.

Este es uno de los datos más llamativos que revela el sondeo conjunto realizado por el diario USA Today, la cadena de televisión ABC, la británica BBC y la alemana ARD.

En EE.UU., las indagaciones —realizadas por la cadena CNN— demostraron que seis de cada diez estadounidenses se oponen a la guerra y quieren que las tropas regresen a casa. Los datos contrastan con los de marzo de 2003, cuando casi tres cuartas partes de la población respaldaba la decisión de invadir Iraq.

Todo demuestra que la inseguridad y la desconfianza reinan en el infierno bushiano. También lo asevera el gran número de bajas que han tenido lugar en las últimas horas en Iraq y en Afganistán, primer sitio ocupado.

En Kabul, un coche bomba estalló el lunes al paso de varios vehículos de la embajada de Estados Unidos, con saldo de dos heridos, uno de ellos de gravedad.

Se trata del noveno atentado en esa nación durante una semana, y del segundo en la capital en varios meses.

Al propio tiempo —reportó PL— en Iraq, ataques y explosiones causaron al menos 30 muertos y 71 heridos en una cadena de explosiones que sacudieron distintos puntos del país. Las ofensivas más sangrientas tuvieron lugar en el centro de la ciudad petrolera de Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad, donde la explosión de tres coches bomba dejó 18 muertos y 37 heridos.

Otra explosión al paso de una patrulla, en Dure, al sudeste de Tikrit, causó la muerte de un soldado estadounidense, con lo que ascendió a nueve la cifra de muertos en las últimas horas en acciones de la resistencia, y los que se suman a los 3 220 fallecidos en el país árabe desde 2003.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.