Admiten otros dos militares británicos entrada ilegal a Irán

Sin embargo, el Reino Unido emplea la propaganda política sin buscar una solución diplomática

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN.- Otros dos militares británicos arrestados el viernes 23 de marzo admitieron haber entrado de forma ilegal a aguas jurisdiccionales iraníes y reconocieron el buen trato, coincidieron hoy diversas fuentes.

Señala Prensa Latina que con estos suman cuatro los soldados que reconocen de manera pública su ingreso indebido a territorio marítimo de la República Islámica.

Este domingo el canal de televisión satelital Al Alam mostró en dos videos por separado a dos de los 15 soldados capturados hace 11 días en dos embarcaciones cerca de la boca del canal de Arvand Rud (Shatt el Arab), junto a la frontera con Iraq.

En las imágenes, uno de los detenidos vestido con uniforme militar señala en un mapa del área el lugar exacto donde fueron detenidos, que según declaraciones de la cancillería iraní, traspasaron en medio kilómetro su espacio territorial.

Cerca de las 10:00 de la mañana (hora local) fuimos arrestados "en este punto", de acuerdo con los mapas y otros datos de localización por satélite que nos mostraron, y que corresponde a aguas jurisdiccionales del estado persa, aseguró.

El otro soldado, por su parte, mencionó su nombre y dijo comprender el enojo del pueblo iraní.

La víspera centenares de estudiantes universitarios se concentraron frente a la embajada del Reino Unido en Teherán para protestar por la incursión ilegal de los ocho marinos y siete infantes de Marina, y para exigir al gobierno británico que pida disculpas.

Los manifestantes pidieron a las autoridades iraníes que cierren la embajada de Londres en esta capital y criticaron la posición de parcialidad asumida por el Consejo de Seguridad de la ONU, "que sólo defiende los derechos de un grupo determinado", indicó IRNA.

El miércoles de la semana pasada, la soldado Faye Turney, única mujer del grupo de 15 marinos, confirmó que fueron detenidos dentro de la jurisdicción iraní y lamentó lo ocurrido.

Dos días después el infante de Marina Nathan Thomas Summer declaró a la televisión Al Alam que entraron sin permiso en aguas iraníes y fueron detenidos por la guardia fronteriza, por lo cual "quiero pedirles disculpas al pueblo de Irán".

Las autoridades de Gran Bretaña insisten en que sus efectivos fueron apresados en aguas iraquíes y amenazan con aumentar las presiones y el aislamiento sobre el país islámico.

El presidente persa, Mahmoud Ahmadineyad, acusó el viernes al gobierno del Reino Unido de emplear la propaganda en vez de buscar una solución por la vía diplomática.

Mientras en Bremen, Alemania, los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión europea exigieron a Teherán la pronta liberación de los detenidos y calificaron de ilegal el arresto de los militares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.