Nueve soldados de EEUU mueren en ataque suicida en Iraq

También dejó 20 heridos en uno de los ataques peores desde el 2005 acá contra las fuerzas terrestres de Estados Unidos

Autor:

Juventud Rebelde

Un grupo vinculado a Al Qaeda en Iraq se adjudicó hoy la responsabilidad del ataque con coche bomba que causó la muerte de nueve soldados estadounidenses y dejó 20 heridos en uno de los peores golpes contra las fuerzas terrestres de Estados Unidos desde la invasión del 2003, reporta Reuters.

"Dos caballeros del Estado Islámico en Irak (...) manejando dos camiones impactaron el corazón del centro de operaciones de los Cruzados Estadounidenses en la región de Diyala", señaló un comunicado del grupo sunita publicado en un sitio de internet.

El Ejército estadounidense dijo que sólo un suicida estuvo involucrado en el ataque del lunes contra un puesto militar en Diyala, al norte de Bagdad.

Mientras que los asaltos frontales de insurgentes contra las bases estadounidenses intensamente fortificadas en Iraq son infrecuentes, un plan de seguridad que lleva dos meses y dispone a las tropas en guarniciones menos protegidas en Bagdad y áreas vecinas las expone a un riesgo mayor.

El ataque con bomba se produjo mientras el presidente George W. Bush enfrenta nuevas presiones por parte de los demócratas para que establezca un cronograma para la retirada de cerca de 150.000 soldados.

El Congreso votará esta semana un proyecto de financiación que propone el 31 de marzo como el objetivo para retirar la mayor parte de las tropas.

Un comunicado del Ejército estadounidense dijo que el ataque tuvo lugar cerca de Baquba, capital de la provincia de Diyala, un área religiosamente mixta adonde el mes pasado los comandantes de Estados Unidos enviaron 1.000 soldados adicionales para combatir a los insurgentes sunitas y militantes de Al Qaeda.

"Hemos visto muchos ataques recientes en Diyala (...) que son parte de la lucha por la provincia", expresó el portavoz del Ejército estadounidense, el teniente coronel Christopher Garver.

Este fue el segundo asalto a un puesto de este tipo fuera de Bagdad en dos meses, desde que un suicida en un camión bomba mató a dos soldados e hirió a 17 en febrero, en lo que pareció ser un cambio táctico por parte de los insurgentes para evitar la poderosa potencia de fuego estadounidense.

Al menos 86 soldados estadounidenses murieron en Iraq en lo que va del mes, convirtiendo a abril en el que más cantidad de bajas mortales ha registrado desde diciembre, cuando se contabilizaron 112.

Unos 3.330 soldados estadounidenses murieron en Iraq desde la invasión que en el 2003 derrocó a Saddam Hussein.

El Ejército agregó que 15 de los soldados heridos en Diyala ya habían vuelto al servicio tras recibir atención médica.

También presentó lesiones un civil iraquí.

PROVINCIA MORTIFERA

Decenas de miles de soldados estadounidenses e iraquíes fueron desplegados en Bagdad desde febrero, bajo un plan de seguridad considerado como un último intento para detener la caída de Iraq en una guerra civil sectaria abierta.

Esto ha provocado que los insurgentes enfoquen sus ataques fuera de la capital, en provincias en donde los comandantes estadounidenses dicen que los insurgentes sunitas y los militantes de Al Qaeda se han reagrupado.

La policía dijo que el martes hombres armados vistiendo uniformes del Ejército iraquí incursionaron en un vecindario de Baquba, matando a seis personas, hiriendo a 15 y quemando varias viviendas.

El lunes, un suicida en un coche bomba provocó la muerte de 10 policías iraquíes durante un encuentro con altos oficiales de la fuerza en Baquba, incluyendo el jefe de la policía local.

En el peor ataque anterior contra Estados Unidos, 10 marines murieron cerca de Faluya el 1 de diciembre del 2005.

El plan de Bush de enviar 30.000 soldados adicionales ha reducido el número de matanzas sectarias en la capital, pero hubo un aumento de ataques con coches bomba dentro y fuera de Bagdad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.