Cinco soldados yanquis mueren en emboscada en Iraq

Bush desatiende la seguridad nacional, dice ex general de EE.UU.

Autor:

Juventud Rebelde

Así, como un espantojo, conciben los iraquíes de Karbala, en el sur chiita, la figura del vicepresidente de EE.UU., Dick Cheney, quien en su gira por los países del Golfo Pérsico, ha lanzado varias amenazas contra Irán. Foto: Reuters BAGDAD.— Siete soldados estadounidenses y un intérprete del ejército iraquí fueron atacados el sábado durante un patrullaje en una zona insurgente al sur de Bagdad. Cinco de ellos murieron y tres desaparecieron, dijeron fuentes militares, citadas por AP.

El ataque ocurrió a las 4:44 a.m., unos 20 kilómetros al oeste de Mahmoudiya, informó el alto mando, y agregó que las unidades cercanas escucharon explosiones y un avión no tripulado observó 15 minutos después dos vehículos envueltos en llamas.

Los soldados que llegaron después, encontraron a cinco colegas muertos. Los otros tres miembros de la patrulla estaban desaparecidos, según el comunicado del mayor general William Caldwell, portavoz militar de EE.UU.

Un mando del ejército iraquí, que pidió guardar el anonimato por no estar autorizado a facilitar la información, indicó que militares yanquis e iraquíes realizan registros casa por casa, en busca de los desaparecidos, y agregó que todas las vías de acceso a Mahmoudiya han sido clausuradas.

El 12 de marzo de 2006, la policía iraquí dijo que una casa en Mahmoudiya había sido allanada. Los intrusos habían matado a tiros al padre, la madre y dos hijas menores. La hija mayor, Abeer Qassim al-Janabi, de 14 años, fue violada, y luego le prendieron fuego.

La matanza, que las fuerzas ocupantes achacaron en principio a la insurgencia, resultó ser obra de cinco soldados estadounidenses, acusados posteriormente. Tres de ellos se declararon culpables y fueron condenados. Los otros dos aguardan ser juzgados en Estados Unidos.

En Bagdad, espesas columnas de humo se elevaron este sábado cerca de la Zona Verde, donde se encuentra la embajada de EE.UU., y se escucharon por lo menos dos explosiones. La policía dijo que se trataba de dos proyectiles de mortero, lanzados contra la custodiada barriada.

Por su parte, el general retirado de la Fuerza Aérea estadounidense, Melvyn Montano, criticó la estrategia militar del presidente George W. Bush, que a su juicio desatiende la seguridad nacional, reportó PL.

Como consecuencia de las grandes movilizaciones de soldados hacia la guerra en Iraq, la Guardia Nacional no es tan fuerte y prevenida como debía ser un órgano castrense de este país, alertó el oficial jubilado.

Por ello, añadió, muchas comunidades norteamericanas podrían sufrir por la carencia de socorristas y equipos especializados en emergencias. Montano puso como ejemplo el reciente tornado que afectó el poblado de Greensburg, Kansas, donde las brigadas de rescate llegaron con considerable retraso y mal habilitadas.

Los miembros de la Guardia Nacional, adiestrados para casos de desastre, ahora están en el Medio Oriente, y no en casa para auxiliar a los desamparados, subrayó el ex oficial.

Montano apoyó declaraciones de la gobernadora de Kansas, Kathleen Sebelius, quien criticó a Bush por la lentitud y desorganización en el envío de asistencias federales hacia la localidad rural.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.