Estudiantes puertorriqueños continúan protestas pese a represión

Los manifestantes llevan ocho días en huelga y afirman que «no los pararán» en su lucha contra la cuota de 800 dólares que ha impuesto la administración de la Universidad

Autor:

Juventud Rebelde

SAN JUAN, diciembre 21.— Fuertes contingentes policiales se mantenían este martes frente al campus Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), mientras una marcha de estudiantes se movió por las avenidas aledañas al recinto para recibir a los jóvenes que fueron detenidos el lunes por la policía, luego de fuertes disturbios.

Al grito de «No nos pararán», los jóvenes, que llevan ocho días en huelga, mantienen un agitado ánimo después de los enfrentamientos del lunes donde fueron heridos y detenidos cerca de una treintena de ellos, contra los que todavía no se han presentado cargos formales en los tribunales, reportó PL.

Miembros de la intimidante fuerza de choque y la policía motorizada vigilaban la marcha estudiantil que, según relataban los estudiantes, se podía comparar con una zona de guerra.

Uno de los estudiantes liberados este martes, René Reyes, presenta una fractura en el brazo y una herida en la pierna. Según contó, la lesión en su miembro superior fue provocada por permanecer cinco horas esposado y con su mochila aún en la espalda. Igualmente denunció, que oficiales de la Policía los instaron a pelear cuando estaban esposados y se mantuvieron burlándose de los arrestados.

De acuerdo con El Nuevo Día, en las afueras del Tribunal de San Juan, Reyes también informó que cuando los llevaron a recibir asistencia médica debido a los golpes que recibieron de los agentes, se les prohibió, incluso, responder a los saludos que les hacían puertorriqueños solidarizados con su causa.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Puerto Rico, Osvaldo Burgos Pérez, argumentó que el enfrentamiento fue «un caos creado por la misma policía», a la vez que caracterizó de «bochornosa la actitud represiva» del cuerpo armado.

Entre tanto, los manifestantes a favor de la huelga y en contra de la cuota de 800 dólares que ha impuesto la administración de la Universidad, reafirman que seguirán en pie de lucha. La administración universitaria se ha negado a reducir o eliminar el incremento, considerado oneroso para la mayoría.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.