Nuevos intentos de presión de Estados Unidos en Paquistán

En una visita sorpresa a esta nación, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, lanzó varias advertencias y reiteró que «la lucha contra el terrorismo» continúa, porque sigue siendo una «amenaza»

Autor:

Juventud Rebelde

ISLAMABAD, mayo 27.— Nuevos planes para la «lucha antiterrorista», algunas presiones y el intento de saldar la crisis entre Islamabad y Washington, fueron los ingredientes de la visita sorpresa de la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, a Paquistán.

Según un despacho de EFE, aunque Clinton descartó que las autoridades paquistaníes estuvieran al tanto de la presencia del jefe de Al Qaeda en la finca donde lo mataron los comandos estadounidenses el 2 de mayo, lanzó varias advertencias a sus interlocutores.

«Muchos de los más despiadados terroristas, incluidos los líderes de Al Qaeda más importantes, han estado viviendo en Paquistán», afirmó. En rueda de prensa, tras reunirse con las cúpulas civil y militar de esa nación asiática, la Clinton también dijo que «no hay absolutamente ninguna prueba de que alguien al más alto nivel en el Gobierno paquistaní supiera que Osama bin Laden vivía solo a unas millas de donde estamos hoy».

Como habían hecho inmediatamente después de la rimbombante y secreta operación que eliminó al líder de Al Qaeda, la jefa del Departamento de Estado reiteró que «la lucha contra el terrorismo» continúa, porque sigue siendo una «amenaza».

«Osama bin Laden está muerto, pero Al Qaeda y su consorcio del terror siguen suponiendo una amenaza seria para ambos», advirtió.

Clinton y Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., que la acompañó en la visita, se reunieron con el presidente de Paquistán, Asif Alí Zardari; el jefe del Ejército, Ashfaq Pervez Kiyani, y el director de los servicios secretos (ISI), Ahmed Shuja Pasha.

En un comunicado emitido al término de la visita, Zardari dijo haber trasladado a Clinton «el sentimiento popular en asuntos como la soberanía nacional», en la línea de la protesta emitida por el Parlamento días después de la operación contra Bin Laden.

Superada la sorpresa inicial por la acción, tanto el Ejército como el Gobierno paquistaníes criticaron a EE.UU. por haber violado su soberanía para eliminar a Bin Laden.

Clinton exigió también a Paquistán que no agite el «antiamericanismo» ni se refugie en las «teorías de la conspiración», en alusión a las críticas a EE.UU. y el escepticismo popular sobre la operación contra el líder de Al Qaeda.

Según un sondeo británico, un 66 por ciento de los paquistaníes no creen que EE.UU. lo matara en la operación, ejecutada por cuatro helicópteros con fuerzas de élite que llegaron hasta Abbottabad, situada no lejos de la capital.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.